Inicio 2014 "Año Internacional de la Agricultura Familiar Campesina"

Escuche audio:

La comunidad campesina de “Primavera Real”, en el distrito de Guayaiby del departamento de San Pedro está de fiesta porque celebra el primer aniversario de la creación de “Semilla Róga”, un lugar donde se depositan las semillas nativas y criollas para la alimentación sana y saludable de la gente. El emprendimiento es acompañado por la organización de mujeres campesinas e indígenas CONAMURI. La señora Florencia Baeza, una de las lideresas del lugar valoró el esfuerzo comunitario. Se apuesta a una vida asegurando la alimentación sana de la gente, dijo.

Semilla Róga es una iniciativa para la conservación y reproducción de semillas nativas y criollas que lleva adelante la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri.

A un año de la inauguración del local en Guayaibí (23/05), las familias integrantes de la Asociación Jerovia ha Vy’a, y de comités tales como 15 de Agosto y 11 de Junio, conmemoraron la fecha con un encuentro y jornada laboral en la parcela comunitaria, ubicada en el asentamiento 11 de Junio en la vecina jurisdicción de Yryvukua.

En ese marco, se realizó un taller de elaboración de biofertilizantes que tuvo el acompañamiento de técnicos de campo del Movimiento de Pequeños Agricultores (MPA) de Brasil, que a la vez son representantes de una cooperativa que produce y comercializa semillas campesinas.

Comunicado de la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri

REPUDIAMOS la decisión del Ejecutivo de vetar el proyecto de ley que “declara de interés social y expropia a favor del Indert a los fines de la reforma agraria, para ser transferidos a sus actuales ocupantes, varias fincas de la colonia Guahory, de los distritos de Tembiaporã y Raúl Arsenio Oviedo, del departamento de Caaguazú”.

Esta acción, que se conoció en las últimas horas de la tarde de ayer, lunes 22 de mayo, tendrá notorios efectos económicos y sociales con alcance negativo para las familias que resisten en lo que hasta hace un año era un territorio campesino de convivencia pacífica con el medio ambiente.

El hecho no está aislado; más bien forma parte de un plan que viene impulsando el gobierno de Horacio Cartes, el cual constituye una verdadera CONTRARREFORMA AGRARIA. Mientras el gobierno emite discursos orgullosos sobre sus supuestos esfuerzos por instalar una Reforma Agraria, lo que está haciendo en verdad es expulsar a las poblaciones empobrecidas del campo forzando la migración interna o arrinconándolas a través de los programas de viviendas que las atomiza en centros urbanos o a través de la reubicación que no pocas veces deriva en conflictos entre campesinos, además de contar con el agravante del desarraigo y la pérdida de relación con el territorio en que se nació.

Lo que está creando el Indert es solo treta, propaganda engañosa, cáscara vacía, una falsa reforma agraria que antes que otra cosa es una burla hacia los sectores más vulnerables, en tanto que sirve para garantizar la tranquilidad de los terratenientes y la propiedad privada, muchas veces malhabida.

Guahory y localidades cercanas que se vieron impactadas por la presencia del agronegocio en la zona son un ejemplo de cómo los poderes fácticos son superiores al propio Estado paraguayo y demuestra a quién sirve este sistema neoliberal con el uso del aparato legal para custodiar los bienes de la burguesía.

MANIFESTAMOS nuestra entera solidaridad y compromiso con las campesinas y los campesinos que sufrieron los variados desalojos en los últimos meses en ese territorio y les alentamos a continuar en la lucha por la tierra, porque Guahory es hoy la síntesis de todas nuestras luchas como organizaciones campesinas e indígenas.

CONVOCAMOS a la ciudadanía por todos los medios a nuestro alcance para unirse a las voces de rechazo de este atropello institucional contra una comunidad que, en septiembre de 2016, fue testigo, como todo el país a través de las redes sociales, de cómo un helicóptero, propiedad del pueblo paraguayo, era utilizado groseramente por particulares de origen extranjero para perpetrar el brutal desalojo que dio pie a una cadena interminable de sufrimientos e injusticia.

¡Guahory es Paraguay!

Reunión comunitario en "Zanjita/Villa Oliva"

Reunión comunitario en “Zanjita/Villa Oliva”

Pobladores de la comunidad de Zanjita, distante a unos 7 kilómetros de Villa Oliva hacia el norte del departamento de Ñeembucú, el pasado sábado 13 de mayo realizaron una asamblea popular al costado del Rio Paraguay en el lugar denominado “Puerto La Victoria”.

La población (conformada aproximadamente de 450 personas) está sumamente preocupada ante la posibilidad de desaparición de dicho puerto considerado un patrimonio comunitario.

Denuncian a la arrocera “Villa Oliva RICE” de provocar innumerables perjuicios en la zona como la inundación de un campo comunal, canalización irregular ocasionando daños ambientales, falta de agua potable a la comunidad y ahora dicha empresa pretende apropiarse del puerto. Estas acciones afectan gravemente a pequeños ganaderos, pescadores, aseguran los presentes. Durante el encuentro los participantes denunciaron además que permanentemente reciben amenazas por parte de representantes de la mencionada empresa arrocera.

El lugar donde está asentado “Puerto La victoria” antiguamente estaba a cargo de un señor de nombre Alfredo Renfeld. Los antiguos pobladores aseguran se trata de un terreno fiscal.

Conforme al resultado del encuentro comunitario la gente de “Zanjita” está decido en luchar para que el lugar sea declarado “Área Protegida”. Durante la reunión estuvieron presentes los concejales Ramón Ibarrola (Pte de la Junta Municipal), Ariel Correa, William Ruiz Díaz, y Wilson Alviso, todos de la ANR, quienes se comprometieron impulsar una ordenanza a fin de precautelar los intereses de la comunidad ante los daños ocasionados por los empresarios arroceros. Según informaciones “Villa Oliva RICE” dispone de una licencia ambiental para explotar 12 mil hectáreas aunque en el lugar existen más de 16 mil hectáreas de tierras.

En esta semana reiteran la denuncia ante la Fiscalía.

En la reunión igualmente estuvo presente el señor Pablino Cáceres de la “Unión de Organizaciones y Ciudadanos de Ñeembucú” UOCÑ quien comprometió el acompañamiento de dicha organización en la defensa del medio ambiente.

En tanto BASE IS, está formulando una investigación sobre el impacto ocasionado por la arrocera contra los intereses de la comunidad de acuerdo a las manifestaciones del abogado Abel Areco quien representó a dicha ONG al momento del encuentro comunitario. No es la primera vez que BASE IS se reúne con integrantes de la comunidad.

 

 

Pobladores de Ñeembucú asocian afecciones a la salud de sus familias con los trabajos de Villa Oliva Rice.

Asunción, 5 de mayo de 2017 (BASE IS) Residentes de las comunidades aledañas a Villa Oliva asocian la muerte de ciervos del pantano, carpinchos, peces y consecuencias en la salud de pobladores con las actividades de la empresa.

La misma explota unas 6 mil hectáreas de arroz en la comunidad de Zanjita, Villa Oliva, zona Sur del departamento de Ñeembucú, a 120 kilómetros de la capital paraguaya sobre las costas del río Paraguay.

La firma empezó sus trabajos en el lugar hace dos años aproximadamente y proyecta abarcar inmediatamente unas 12 mil hectáreas de producción.

Raúl Genes, presidente de la Asociación de Pescadores de Villa Oliva, es una de las personas que participa desde entonces de las reuniones de las comunidades vecinas que organizan debates sobre las implicancias de tener una producción extensiva y mecanizada en el vecindario.

“Nos preocupa que mueran peces, el río es como nuestra chacra”, explica, en relación a la posible contaminación de la fauna del río, lo que tendría desastrosas consecuencias para alguien que sostiene su hogar con los frutos de esas aguas.

Esta preocupación se extiende sobre otros sectores económicos locales como pequeños agricultores, ganaderos, ambientalistas y algunas autoridades comprometidas con su gente.

El conflicto entró a la casa de los Genes también a través de una afección respiratoria en su hija de nueve años. Inició dos años atrás, cuenta, luego de una fumigación seguida de quema de vegetación por la arrocera, luego de eso su hija -de entonces apenas siete años- empezó a registrar problemas respiratorios, agitación y tos seca.

Hoy este problema de salud se agudizó cobrando forma aparente de un asma aguda, que impide que la niña tenga clases de educación física en la escuela, haga deportes o corra siquiera 10 minutos, porque “si no le socorrés y no toma su medicamento, se muere”.

En su momento Genes documentó la situación con un diagnóstico médico y un acta en el Juzgado de Paz de Villa Oliva.
Existen muchos más vecinos y vecinas con problemas de salud luego de aquella gran quemazón, que asfixió a todo el pueblo, sólo que por miedo nadie dice nada, asegura.

Dice que las fumigaciones se realizan de forma aérea cada uno o dos meses y que no tienen nada contra la empresa, pero que no están de acuerdo con sus fumigaciones.

En el proceso de debate y participación sobre el el futuro de las comunidades, Genes dice que cada vez hay más gente concientizada.

FOTO: Secretaría del Medio Ambiente

En el marco del día de las Luchas Campesinas, que se conmemora el 17 de abril, se realizó este pasado martes 18 en la ciudad de Asunción la “Plenaria por la Reforma Agraria y los Derechos Campesinos”, convocada por la CLOC-Vía Campesina Paraguay y el IALA Guaraní.

La CLOC-Vía Campesina Paraguay está trabajando, junto a otras organizaciones aliadas, sobre la propuesta de relanzar la Campaña por la Reforma Agraria, y las reflexiones surgidas de esta plenaria servirán como insumo para el sustento político de dicha acción.

El encuentro inició con una mística en la que se representaba a campesinos y campesinas trabajando la tierra junto a sus hijos e hijas y que fueron atacados por las fuerzas del orden, las cuales, además de atemorizar a los niños y las niñas con armas de fuego, expulsaron y encarcelaron a los adultos.

La presentación de la mística, como elemento disparador, hizo referencia a una realidad muy íntima que viven las comunidades campesinas e indígenas, una experiencia cotidiana que, por otro lado, se constituye en un alimento para las luchas y, sobre todo, para la jornada de reflexión colectiva, al colocar componentes para la discusión a través de lo simbólico. En este caso, la mística finalizó con una interrogante: Frente a esto, ¿qué hacemos?

Luis Rojas, investigador , planteó una serie de elementos para el análisis de coyuntura, haciendo hincapié en que nos encontramos en un momento de mucha incertidumbre, donde se disputa la hegemonía de poder, enfatizando que detrás de la enmienda hay una puja intra-oligárquica, similar a las disputas entre Stroessner-Rodríguez, Wasmosy-Argaña, Wasmosy- Oviedo.

Esto supone un gran desafío para la construcción del poder popular que debe ser asumido políticamente en un escenario muy adverso, donde la derecha no solo controla el Estado y concentra los medios de producción y comunicación, sino que además se disputa los negocios ilegales, que no son otra cosa que un síntoma más del sistema capitalista y su capacidad de dinamizar sus estrategias en momentos de crisis, evidenciándose así la ausencia del Estado de Derecho. Esas disputas instalan una agenda mediática que concentra la atención, mientras tanto hay importantes recursos y negocios que acontecen en el más absoluto y cómplice silencio.

Esa simple pregunta planteada en la mística de apertura proyectó muchas otras interrogantes que se desplegaron como una invitación a reflexionar sobre los grandes desafíos del campesinado en Paraguay y conduciendo hacia la necesidad, cada vez más urgente, de una Reforma Agraria integral y popular.

Se analizó, así también, el documento de la Declaración de los Derechos Campesinos que se está discutiendo actualmente en la ONU, por impulso de La Vía Campesina entre otras organizaciones, movimientos e instituciones afines.

En ese sentido, las y los presentes arribaron a la conclusión de que los derechos campesinos son un instrumento para exigir la instauración de la Reforma Agraria en el país y la región, una forma de encauzar nuevamente las fuerzas populares a nivel internacional hacia el combate de la criminalización de la lucha social.

Esto se configura en una necesidad no ya circunscripta al campo, sino que trasciende a las ciudades desde el momento en que con la Reforma Agraria se garantiza la producción de alimentos sanos y se tiende a frenar la migración interna, lo cual termina beneficiando a toda la sociedad.

Estuvieron presentes delegados y delegadas de la CLOC-Vía Campesina Paraguay: Federación Nacional Campesina (FNC), la Organización de Lucha por la Tierra (OLT), la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri; además estudiantes y Coordinación del Instituto Agroecológico Latinoamericano (IALA) Guaraní, la Organización Campesina Regional de Concepción (OCRC), la Organización Campesina del Norte (OCN), la Central de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua del Paraguay (CCVAMP), Base Investigaciones Sociales, Movimiento Desde Abajo, Mesa de Articulación Indígena del Paraguay (Maipy) y el Movimiento 138 (Argentina).

 

Fuente: https://clocvcparaguay.wordpress.com/2017/04/19/reforma-agraria-una-necesidad-para-el-campo-y-la-ciudad/

Escuche audio: 

En el año 2012 se había firmado un convenio entre socios, todos ellos pequeños productores de caña dulce y la Cooperativa de producción Agroindustrial y de Servicios San Juan Bautista Limitada. Según el convenio, el ente cooperativo brindaría asistencia técnica y crediticia a los agricultores para la producción de caña dulce en forma artesanal y que la Cooperativa compraría toda la producción a los asociados.

En entrevista con Benigno Bordón de Radio San Roque, el productor Gabino Morinigo dijo que fueron estafados ya que la cooperativa jamás retiró la producción, “instalaron una fábrica que hoy día está cerrada con el solo objetivo de perjudicarnos dijo el cañicultor quien lamentó el proceder de las autoridades de la Cooperativa.

“Estamos buscando el dialogo porque no podemos pagar nuestras cuentas, yo debo 9 millones de guaraníes y tengo que pagar y ellos fueron quienes no cumplieron con el convenio” puntualizó.