Inicio 2014 "Año Internacional de la Agricultura Familiar Campesina"

Escuche audio:
Los pequeños agricultores que se dedican al cultivo orgánico (no utilizan venenos) desde hace tiempo se encuentra en lucha en Barbero Kue, distrito de San Pedro del Ykuamandyju, debido al avance de la sojización.

El señor Buenaventura Fernández, dirigente campesino, mencionó que gracias a la lucha ahora están frenando la siembra de la soja, llegaron a un acuerdo con los sojeros para evitar las pulverizaciones.

Los labriegos están afectados porque sus productos están siendo contaminados y en esa situación ya no pueden ofertar al mercado. Producen alimentos sanos, sin veneno. Rubros como cedrón paraguay, hinojos, manzanilla, eneldo, cítricos, mandioca, maíz, maní entre otros cultivos totalmente sanos que ahora casi ya no tienen mercado para la venta consecuencia de los agrotoxicos producidos con la siembra de la soja, cuenta el dirigente campesino.

Escuche audio:
La gente nuevamente está atravesando muchas dificultades, llevan más de tres años soportando la triste realidad, cada año empeora esta situación. “Estamos perdiendo al río Pilcomayo, se carece de un espejo de agua en el lugar, y se está atravesando más de siete meses de sequía”. Así dice la señora Nirma Servin, presidenta de la Comisión de Pobladores del Pilcomayo en declaraciones a DEMOINFO Py.

Consultada del por qué no puede tener una solución concreta al problema dijo que muchas personas atribuirán la realidad a una cuestión natural pero es reiterativo y el problema que acarrea toda esa situación es la pérdida del rio Pilcomayo. Reiteró que en la zona se está perdiendo el único rio de cuyas aguas la población depende, sino llueve y al no tener un espejo de agua el problema continuará porque la sequía puede continuar por más tiempo.

Para una solución verdadera al grave problema ambiental las autoridades deben ponerse las pilas y hagan algo que realmente valga la pena. Se está perdiendo un recurso natural, propio de la nación paraguaya. Hasta el momento las autoridades paraguayas absolutamente nada hicieron por el río Pilcomayo, atribuyen a la sequía en Bolivia pero en cambio en Argentina cuenta con suficiente agua. Del lado paraguayo no se tiene una entrada de agua, se hicieron limpiezas pero los técnicos no prepararon el lugar para que las aguas puedan escurrirse, dijo la mujer.

La señora Nirma reiteró que este año es uno de los peores de los últimos tiempos, los animales silvestres se acercan hasta las viviendas ocasionando más perjuicios porque comen las cabras, ovejas, chanchos de la gente. Con mucha preocupación cuenta que en toda la rivera del Pilcomayo se siente la falta de agua.  Están ubicadas hacia el sur del departamento de Boquerón.

La gente se provee de pozos pero ya no tienen fluidez. Hay personas que ya no disponen de agua potable para su consumo diario, el agua de los tajamares tiene un color turbio y con olores. El problema es sumamente grave y quieren saber dónde se proveerá de agua a la población.Pidió a las autoridades que asistan a la gente realmente necesitada. Estamos abandonados y desprotegidos de parte de nuestras autoridades, el dragado del Río sigue sin concretarse puntualizó.

Escuche audio:
En la comunidad de Santa María y sus compañías, los pequeños productores perdieron totalmente sus cultivos, principalmente de autoconsumo. Maíz, sandia, poroto.

La madre naturaleza nos dejó por el suelo, dijo la señora Ana Resquin de la CONAMURI al informar que son las mujeres quienes sufren más las consecuencias del temporal. La gente está desesperada ante la pérdida de los alimentos de autoconsumo. En tanto desde las autoridades no hay respuestas para socorrer a los damnificados, dijo la mujer.

Escuche audio:
En Concepción, el Juzgado a cargo del abogado Oscar Cantero Zarza, había emitido una resolución por la cual establece la paralización de todo tipo de cultivo de soja en el distrito de Loreto. Esta medida obedece luego de la presentación de un Recurso de Amparo Constitucional, promovido por los pobladores de la comunidad Torales “San Roque”, del mencionado distrito.

Los sojeros, en complicidad con el SENAVE y la policía nacional, desconocen la medida judicial alegando que se trata de una decisión basada simplemente en una ordenanza municipal.

Ayer lunes 06 de noviembre, los uniformados acompañaron a la familia Barboza (sojeros) para la siembra de la soja. Se amenazó a la población que se opone al cultivo del grano. Entre los sojeros se veía a civiles portando armas, en una actitud amenazante hacia la población.Torales-San Roque

El señor Ramón Sánchez, uno de los campesinos en resistencia, en diálogo con DEMOINFO Paraguay manifestó que se sienten avasallados por los sojeros incluso por la propia Policía quienes no respetan sus derechos. Desde ayer lunes bajo resguardo policial se siembra soja en medio de la comunidad de “Torales-San Roque” envenado a la gente, puntualizó.

Durante el operativo se hicieron presentes en el lugar para proteger a los productores sojeros 16 cascos azules y 42 uniformados vestidos de para para’i.

8f20eeb2-85f0-4b81-8c64-432fb77fb7a1

Escuche audio:

Así expresa el señor Gilberto Ruiz, presidente de la comisión vecina Chokokue Ñu, de la compañía General Díaz de Primero de Marzo (Cordillera).

Estamos preocupados ante el avance del cultivo extensivo de arroz, estamos perdiendo la naturaleza, el río Yhaguy desaparecerá, y lo más triste es que las autoridades desoyen las denuncias ciudadanas, minimizan el reclamo y abandonan a la población indicó el dirigente.

Los campos comunales que son de la comunidad están siendo afectados considerando que los empresarios arroceros no respetan el derecho de la gente, denuncia don Ruiz

Para generar conciencia sobre la necesidad de defender el río Yhaguy al igual que el ecosistema, están realizando encuentros comunitarios en las localidades vecinas como Caraguatay, Santa Elena, Valenzuela.

La población en más de una ocasión denunció que el río Yhaguy corre un serio peligro de terminarse consecuencia del uso inadecuado de las aguas por parte de una empresa arrocera (Agroganadera Piripucú) que por medio de enormes canalizaciones desvía el curso normal de dicho cause hídrico.

 

¿QUE DICE LA LEY 1863 “QUE ESTABLE EL ESTATUTO AGRARIO”?

Capítulo IV. De los Campos Comunales

Art. 29. En todos los asentamientos coloniales agrícolas a crearse, sean estos oficiales o privados, el Organismo de Aplicación (en este caso el INDERT) podrá habilitar una superficie de campo para uso gratuito de la comunidad, destinado a pastoreo o a brebaje de animales.
Art. 30. Los campos comunales serán inembargables, imprescriptibles, indivisibles e inalienables, no pudiendo ser destinados a otros fines sino a los establecidos en la ley.
Art. 31. El Organismo de Aplicación (INDERT) será el encargado de la habilitación, conservación y recuperación de los campos comunales en todos los asentamientos coloniales.
Art. 32 El Organismo de Aplicación recuperará con la mayor diligencia posible los campos comunales que hayan sido objeto de apropiación indebida, procediendo a la anulación, por la vía correspondiente, de los títulos otorgados o en su defecto, procediendo a la compra, permuta, expropiación de los mimos, restituyéndolos a los fines establecidos en la presente ley.
Art. 34 Serán beneficiarios de los campos comunales los vecinos de menores recursos económicos, poseedores de lotes coloniales quienes los utilizarán para el pastaje y brebaje de sus ganados en la cantidad y proporción que determinen los mismos beneficiarios, a través de la organización que los nuclea.

 

 

Escuche audio:
En el Ñeembucú, específicamente haca la zona de Laureles crece la preocupación de la gente debido a los taponamientos de los cauces hídricos naturales que se encuentran en los esteros-

Hay excedente de agua, no corre dificulta los trabajos de cultivos y ganadería, ocasionado grandes pérdidas económicas, dice el señor Raúl Viveros, refiriéndose a la conforma de una Comisión de apoyo de manejo de agua en Laureles .

El objetivo de esta comisión es de limpiar los canales naturales de los grandes esteros que afectan los campos de pastoreo de la pequeña ganadería en Ñeembucú