Inicio Lucha campesina

Escuche audio:
Concluyó en la jornada del viernes 15 de setiembre el primer encuentro de saberes para el fortalecimiento de la economía popular en Paraguay, que reunió en la ciudad de Eusebio Ayala –departamento de Cordillera– a alrededor de 60 productores y productoras de la economía campesina agroecológica de diferentes departamentos del país: Caazapá, Itapúa Guairá, Misiones, San Pedro, Canindeyú. Se trata de productores asociados a la Organización Conamuri, la Organización de Lucha por la Tierra (OLT) y la cooperativa de Yasy Kañy, APAPY.

Después de dos días de análisis y debate permanente, donde se presentaron los elementos de la realidad que condiciona muchas veces las alternativas de crecimiento comunitario, las y los participantes vuelven a sus comunidades con un bagaje de experiencias compartidas, desafíos y la necesidad de seguir discutiendo propuestas que se encaminen a la construcción de un espacio unitario de comercio justo y solidario.

En el encuentro de la víspera se presentaron las experiencias de representantes del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) de Brasil y del Movimiento Nacional Campesino Indígena en cuanto a la comercialización de los productos que se elaboran en sus bases, además de poner el énfasis en la formación de conciencia como puntal para alcanzar la dignidad social y el buen vivir. “El objetivo de la producción es la matriz agroecológica, el papel de la reforma agraria es producir alimentos saludables para el consumo del campo y la ciudad”, mencionó Tuira Tule, del MST de Minas Gerais.

Por su parte, Juan “Maneco” Ortíz, del MNCI, rescató la experiencia de las fábricas recuperadas que se tienen en Argentina, los centros comunitarios y el trabajo que se hace con la gente en el cono urbano bonaerense, además de la producción de mini industrias según la producción local en las provincias.

Se realiza el Primer encuentro de saberes para el fortalecimiento de la economía campesina en Paraguay con el objetivo de socializar experiencias de producción agroecológica y comercialización para la construcción de un modelo económico campesino sustentable y sostenible.

También se pretende identificar acciones conjuntas entre las organizaciones que ayuden a impulsar y fortalecer los emprendimientos de economía campesina a partir de la producción de la Agricultura Campesina Agroecológica.

Participan representantes de grupos de base de la Organización de Lucha por la Tierra OLT y la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri que realizan experiencias de comercialización de producción campesina agroecológica.

Esta mañana Ernesto Benítez, dirigente campesino, habló sobre el momento actual del país, los avances, retrocesos y desafíos del sector. Luego Luis Rojas refirió sobre la realidad económica. Otro aspecto abordado durante el encuentro sobre economía campesina en el país refiere a la situación de la producción y la comercialización de la Agricultura Familiar Campesina AFC: Oportunidades y Desafíos a cargo de Gustavo Rojas

El encuentro se inició hoy jueves y concluirá mañana viernes 15 de setiembre en la Casa Loyola de los jesuitas en Cordillera. Apoyan: Centro de estudios paraguayos Antonio Guasch – Oxfam en Paraguay

Escuche Audio:

Marciano Jara, dirigente de la Coordinadora Nacional Intersectorial -CNI- indicó que actualmente se desarrollan pequeñas asambleas populares en las bases sobre la Ley de Emergencia de la Agricultura Familiar Campesina, promulgada hace más de un mes por el Poder Ejecutivo. La próxima semana se cumple el plazo dado al gobierno nacional para la reglamentación de dicha norma caso contrario se iniciaran las ocupaciones de las instituciones, dijo el dirigente.

La CNI realiza este jueves 14 una marcha en Natalio, Itapúa, para exigir la implementación de la ley de emergencia de la agricultura familiar campesina.  Desde las 08 horas se moviliza en la plaza Los Pioneros, en el Km. 10 de Natalio.

Escuche audio:
e927bfd5-61e7-4cf3-9a9d-225f5a976345Ocupantes del Asentamiento Santa Lucia abandonados a su suerte

El señor Carlos Espínola tomó la decisión de encadenarse por una camioneta del INDERT ante la desidia del Estado en no asistir a los ocupantes en el distrito de Itakyry, en Alto Paraná.

En contacto con DEMOINFO py dijo que tomó la decisión de encadenarse por amor a su familia, a su vecindad, a su comunidad, donde la gente se encuentra sin agua, sin techo, sin tierra. Hago esta extrema medina para que se respete nuestro derecho, indicó al puntualizar que el gobierno les habían depositados a dicho lugar y luego los abandonó.

Explicó que su intención primera era manifestarse frente a la sede del INDERT en Asunción pero ante la carencia de conseguir pasaje, decidió encadenarse por una camioneta del INDERT, propiedad del Estado por ende de todos los paraguayos frente a la Escuela “Santa Lucia” de dicha comunidad.

Reiteró que por su propia iniciativa está tomando tal decisión responsabilizando del hecho al gobierno nacional. El señor Espínola tiene 4 hijos de los cuales tres aun en edad escolar.

Los campesinos son originarios de Ñacunday donde estaban luchando por la tenencia de la tierra y tras algunas promesas del gobierno fueron reubicados en el distrito de Itakyry hace como 4 años.

La gente se dedica a la producción de autoconsumo. Son 575 familias las que fueron reubicadas en la zona de los cuales tan solo 392 figura en el censo del INDERT, generando otra preocupación entre los sin tierras.

Asunción, 11 de setiembre de 2017 (BASE-IS) Esta mañana referentes de la Federación Nacional Campesina (FNC) protestaron frente al Ministerio del Interior exigiendo que el ente responsable de las políticas de seguridad de Paraguay intervenga con urgencia en el asentamiento San Juan de Puente Kyha, donde el viernes pistoleros civiles dispararon contra referentes de la organización, y casi matan al agricultor José Luis Benítez (18).

La comunidad se ubica a más de 370 kilómetros de la capital de Paraguay, en el distrito de Francisco Caballero Álvarez, departamento de Canindeyú.

El contexto de fondo es un conflicto entre productores sojeros y la organización campesina que inició una re-ocupación para recuperar parte de las 8 mil hectáreas de tierras estatales destinadas para la reforma agraria en 1995, y que fue progresivamente usurpada por productores sojeros en los últimos años, explicó Adrián Vázquez, dirigente nacional de la FNC.

Dijo que el viernes por la mañana un grupo de civiles armados atacaron desde la maleza a personas del asentamiento e hirieron de gravedad a Benítez en el estómago y la frente. El herido fue operado de urgencia en el Hospital de Salto del Guairá, donde se salvó afortunadamente.

“Venimos a pedir la inmediata intervención del Ministerio del Interior, ya en el pasado civiles armados asesinaron a muchos de nuestros compañeros y las autoridades no hicieron nada. Ya no nos vamos a quedar sentados viendo cómo siguen asesinándolos”, dijo el dirigente, cuyo hermano Arsenio Vázquez, también dirigente campesino, fue asesinado por civiles armados en un conflicto por la tierra en 1996.

Entre 1989 y 2013 la FNC enterró a 14 de sus miembros, tras ser asesinados en conflictos por la tierra, la mayoría de los cuales fueron ejecutados por pistoleros civiles contratados por terratenientes.

Vázquez explicó que ya en el pasado denunciaron este tipo de hechos en San Juan, además de atropellos y secuestros y nunca tuvieron una respuesta de parte de autoridades estatales.

“Lastimosamente si la institución no se responsabiliza de estos hechos vamos a tener que ver únicamente mecanismos de defensa, porque no podemos dejar que sigan asesinando a nuestra gente”, dijo.

Explicó que entregaron una nota al Ministerio relatando los hechos del viernes y exigiendo la intervención, y que ahora quedaba a cargo del ente la situación.

Otra instancia estatal que tiene partido en el conflicto, el Instituto de la Tierra (Indert), tampoco toma cartas en el asunto para recuperar las tierras estatales, y con eso deja que las cosas se solucionen en el terreno.

Escuche audio:

Algunos de los primeros dirigentes del asentamietno

Algunos de los primeros dirigentes del asentamiento

 

El asentamiento “Tres Corona”, ubicado alrededor de 15 kilómetros del distrito de Mayor Martínez en el departamento del Ñeembucú lleva 20 años de la ocupación. El señor Felipe González, uno de los dirigentes cuenta que siguen luchando por la regularización de la tierra.

En 1998 se inicia la lucha campesina, luego de varias persecuciones judiciales y policiales, en el 2008 se da la ley de expropiación a favor de los sin tierras. A pesar de contar con esta normativa, el Estado, por medio del INDERT hasta el momento no regularizó el asentamiento.

En diálogo con el comunicador Carmelo Jara el campesino lamenta que por desidia del Estado tengan que seguir en una situación difícil, sin los servicios básicos en la zona. Este hecho incluso genera división entre los habitantes del asentamiento.

Aguardan que el INDERT realice la mensura perimetral. A finales de septiembre una vez más se movilizaran en Asunción exigiendo una salida definitiva al conflicto. Son treinta familias que ocupan la zona dedicándose a la agricultura, cultivando alimentos para autoconsumo, en tanto otros se dedican a la olería, la pesca, etc.