Inicio Medio ambiente

Escuche audio:

La comunidad de “Zanjita”, ubicada alrededor de 10 kilómetros de Villa Oliva en el departamento del Ñeembucu, se encuentra muy afectada por la instalación en el lugar de la arrocera Villa Oliva Rice, una empresa multinacional. Ante esta realidad los lugareños conformaron una Coordinadora integrada por asociaciones de pescadores, pequeños productores, comisiones vecinales, entre otras organizaciones.

La señora Sara Villasanti, presidenta de dicha Coordinadora, en diálogo con la Radio Universidad de Pilar, expresó que se organizan para defender el derecho de vivir en un ambiente sano y saludable. Denuncian que la arrocera contamina el ambiente, modifica cauces hídricos, afecta al campo comunal de Zanjita y además los empresarios pretenden apropiarse de un Puerto. ”Los pequeños ganaderos están seriamente afectados.” “Ellos avanzan con mucha prepontencia”  Hacen fumigaciones aéreas dañando los cultivos de los pequeños agricultores.  “Mucha gente tiene miedo”, dijo la señora.

Escuche audio:

La señora Mary Bordón, integrante de la Coordinadora Departamental de Mujeres de San Pedro, dice que es muy grave el problema en las comunidades campesinas víctimas de los agrotoxicos donde las mujeres son las que más sufren las consecuencias.

Denuncian ante las instituciones pertinentes pero las autoridades no dan seguimiento mucho menos investigan los casos denunciados.

Al contrario los pobres campesinos son procesados, mensualmente deben acudir ante la fiscalía por el hecho de defender y reclamar su derecho de vivir en ambiente sano y saludable, dice la mujer.

Ella, junto con otras mujeres, el pasado fin de semana participó en Asunción del encuentro de Defensoras Ambientales organizado por la Red de Mujeres del Sur entre otras organizaciones

“No estamos en contra del Progreso, queremos el Desarrollo de nuestra comunidad, de nuestro país, pero no de esta manera” La Empresa Villa Oliva Rice es una empresa mulnacional que se instaló en Zanjita, prometieron trabajo a jóvenes, pero sólo fue en la primera face…y en condiciones infrahumanas en algunos casos, muy pocos son los que trabajan allí. La mayoría son brasileros” .”Los pequeños ganaderos están seriamente afectados..” “Ellos avanzan con mucha prepontencia” Son expresiones de los pobladores. “Mucha gente tiene miedo” expresaron.

Se pudo constatar la triste realidad que están viviendo la comunidad de Zanjita (Villa Oliva), en la zona están siendo desplazados lentamente de sus hábitat, los pescadores, pequeños ganaderos, apicultores sufren las consecuencias de la plantación de arroz en la zona. Los campos comunales están inundados a causa del represamiento del agua, la contaminación producida por las fumigaciones han afectado a la producción de miel. Han prometido “Desarrollo” a la comunidad…sin embargo son muy escasas las personas que trabajan en la arrocera..la mayoría son brasileros. Pero nadie puede decir nada…todos tienen que aplaudir el modelo de desarrollo extractivista. Y dónde queda el compromiso de Paraguay con el Desarrollo Sostenible?

Fuente: Ñeembucu Uocñ

Según los pobladores afecta a los humedales del Ñeembucu el trabajo mecanizado

Según los pobladores afecta a los humedales del Ñeembucu el trabajo mecanizado

 

Asamblea de pobladores

Asamblea de pobladores

Villa oliva--

Escuche audio:

bdcfe94290b656b4335dd7c037851557La soberanía alimentaria tiene como un principio de poner la agricultura al servicio para la alimentación de los pueblos
La salud de los pueblos está muy ligada con la salud de la agricultura produciendo con diversidad y de variada Se mantiene sana y vigorosa.

La soberanía alimentaria permite que haya diversidad en el campo y permite que los agricultores tengan mayor productividad, que tengan menor cantidad de enfermedades y no necesitan de los agrotoixicos para desarrollarse.

Así dice Camila Montesinos Urbina (Chilena), experta y estudiosa sobre la soberanía alimentaria. Ella es una de las participantes de la Séptima Conferencia de la Vía Campesina que se desarrolla en el País Vasco. Dialogó con Perla Álvarez de la organización de mujeres campesinas e indígenas CONAMURI

Consultada sobre la versión que la agricultura campesina no tiene supuestamente productividad ni mejora las condiciones de vida de los campesinos, la profesional significó que en todo el mundo cuando se han hecho investigaciones reales se demuestra que la agricultura campesina es mucho más productiva por hectárea que la agricultura a gran escala o el agronegocio.

Hay estudios realizados en Centro América que si toda la producción agrícola estuviese en manos campesinas se triplicaría la producción actual, en África otro estudio demostró que al menos se duplicaría y tanto en Europa los estudios arrojaron que la agricultura campesina al menos en un 30 por ciento es más productiva que la agricultura industrial.

Donde exista un estudio real siempre la agricultura campesina es más productiva que la industrial señala Camila al sostener que entregando la agricultura a la agroindustria llevaría a la población a un peligro de hambruna.

Al agronegocio no le interesa alimentar a la gente, ellos buscan alimentar a los animales, el monocultivos deja a la gente con poca tierra

Escuche audio:

afiche-oficial-vii-conf-esAsí manifiesta Alazne Intxauspe del Comité de Coordinación internacional de la Vía Campesina que realiza su Séptima Conferencia en El País Vasco en diálogo con Ignacio Cirio de Radio Mundo Real en servicio para DEMOINFO Paraguay.

Como concepto la soberanía alimentaria viene a ser una propuesta política de los pueblos cómo ven y entienden el mundo. Es un derecho de acceder a una alimentación sana donde los pueblos puedan elegir de cómo organiza toda la cuestión de su alimentación. El derecho de cada pueblo. Es la única forma para dar de comer a todo el mundo. Y que los pueblos sean soberanos en su alimentación, dice la lideresa.

No podemos hablar de soberanía alimentaria si las multinacionales o las grandes empresas internacionales son las que estén definiendo y gestionando de cómo se va a dibujar la alimentación, dice. El pueblo es quien tiene el derecho, desgraciadamente en los últimos tiempos las políticas alimentarias se ha apostado a la gran industria, a las trasnacionales que no ayudan al campesino. Ellos ponen las reglas y no las personas para su alimentación.

Escuche audio:

Cosecha de la yerba mate "Oñoirü"

Cosecha de la yerba mate “Oñoirü”

En el distrito itapuense de Edelira, 21 familias conforman el comité Oñoir? y más de 20 años vienen desarrollando la agricultura campesina con una fuerte apuesta hacia la agroecología. Las familias campesinas son conscientes de la importancia de vivir y sobrevivir en un territorio disputado por el agronegocio y el modelo de producción agroexportador. A través de un proyecto gestionado por la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri han accedido a la posibilidad de procesar materia prima a gran escala desde el 2015.

En esta semana de julio se realiza la tercera cosecha, ya a un nivel más industrial, según explicó el productor Rolando Molinas en declaraciones al Centro de Producción Radiofónica “Ñane Ñe’ë-Beto Centurión”. Explicó además que la cosecha es realizada por medio de una minga de trabajo entre todos los integrantes del Comité. Por el momento ya están cosechando más de 4.500 kilos de yerba mate. Son productos totalmente orgánicos, un producto sano y saludable, dijo al momento de resaltar el mercado que están ganando con un producto natural garantizando la salud de los consumidores.