Inicio Medio ambiente

Escuche audio: Fidelino Quiñonez, poblador del asentamiento “Santa Isabel” ubicado a la altura del kilómetro 17 de la Colonia 7 de Agosto, en el distrito de Carlos Antonio López hacia el nordeste de Itapúa, en diálogo con el comunicador Gabriel Caballero para el Boletín “Ñane Ñe’ê” DEMOINFO Py, comentando el proceso de ocupación de dicho asentamiento dijo que actualmente el principal problema en la comunidad es la carencia de empleo para los pobladores y las fumigaciones masivas de los sojales que se hacen sin ninguna barrera de protección ambiental.

“Hay muchas necesidades generalmente no conocidas ni difundidas por los medios masivos de comunicación. El principal problema y preocupación en la población es el desempleo. No hay mano de obra, no se generan fuentes de trabajo solo changas esporádicamente”, dice.

Otra gran preocupación refiere al avance de la agricultura mecanizada (cultivo de soja), ellos (sojeros) solo venenos ofrecen a la población, no dan fuente de trabajo estos productores que cultivan a gran escala, puntualiza igualmente el campesino. En cuanto a la barrera de protección para evitar que las pulverizaciones lleguen a las familias, el dirigente campesino aseguró que la misma casi no existe y que es un aspecto muy preocupante. En su caso la vivienda que habita está ubicada a 20 metros de los sojales sin ninguna protección.

Los brasileños quienes siembran la soja no les preocupa en nada la salud de la población no respetan las normas ambientales. Pulverizan con agrotoxicos, no respetan nada. Dijo que tiene un hijo de 1 año dos meses. Un médico le alertó de las consecuencias que su familia puede afectarse en caso que sea intoxicado. Es una situación sumamente alarmante, les aconsejó recurrir a las autoridades pertinentes para que vea su situación. Denunció el hecho ante la comuna local pero hasta el momento nada hicieron. Las leyes están, resguardan la naturaleza y la vida de las personas pero son cumplidas, dice acongojado el campesino.

El dirigente siguió relatando los padecimientos diarios de la comunidad campesina como el caso del pésimo estado del camino vecinal, el puente que los une con otras comunidades está en una situación calamitosa poniendo en peligro la vida de las personas. La población denunció en más de una vez este hecho, llegan las autoridades, toman fotos y otras evidencias pero nunca reparan, no solucionan el problema, asegura.

La Coordinadora Juvenil de los Bañados de Asunción (CJB) realizó la Primera Jornada de huertos urbanos e hierbas medicinales, donde capacitó a jóvenes en teoría y práctica con la ayuda de expertos, buscando fomentar el cultivo de sus propios alimentos. Fue este pasadp sábado 3 de diciembre en el Centro de Conservación y Educación Ambiental, CCEAM, Jardín Botánico de Asunción.

La actividad contó con el apoyo de la Dirección de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Asunción, el Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia (CIPAE) y la oenegé Sobrevivencia, Amigos de la Tierra de la cual participaron unos 50 jóvenes de ocho zonas de los barrios de los bañados de Asunción, de norte, sur y Chacarita, como Santa Ana, Santa Rosa, San Blas, San Cayetano, Blanco Cué, Botánico y otros.

En un primer momento se abordó una introducción teórica sobre huertas agroecológicas y jardines medicinales, para luego pasar a la parte práctica y por último, el arquitecto Oscar Rivas, también compartirá aprendizajes sobre agroecología.

Los huertos urbanos son una manera eficaz de producir vegetales de autoconsumo, hortalizas, legumbres y plantas medicinales. Llevarlos a la práctica permite trabajar la tierra y estar en contacto con la naturaleza.

En ese sentido, los jóvenes pueden cooperar con el cuidado del medio ambiente y las prácticas del reciclado, o reutilizar materiales que normalmente se tira, como ser botellas de plásticos, envases de aluminio y tubos.

De esta forma se podrá crecer en la conciencia ambiental, ya que esta práctica va de la mano de un mayor interés en todo lo que tenga que ver con el cuidado y la calidad ambiental.

Además de facilitar el acceso a algunas verduras de calidad sin agroquímicos tóxicos favoreciendo la manutención y la salud, permitirá ahorrar algunos gastos que ocasionan la compra de verduras y hortalizas que están con alto precio en los locales de venta.

Con mucho éxito se realizó la jornada en la que 10 jóvenes promotores voluntarios agroecológicos presentaron sus trabajos productivos y de organización a la comunidad. El evento se llevó a cabo ayer 01 de diciembre en la calle 6 de enero de la comunidad Mandu’arâ, distrito de Jasy Kañy del departamento de Canindejú.

Con esta acción los jóvenes demostraron la importancia de transferir los conocimientos de campesino a campesino y ademas significar la importancia de las prácticas agroecologicas en la chacra (kokue), cómo estas sustentan la agricultura familiar campesina siendo un modo de vida sustentable,sostenible y en armonía con la naturaleza.

Los participantes hicieron demostraciones de cómo elaborar jabón casero, biofertilizantes, gallinero, huerta modelo con sistema de riego, planificación de la producción, organización campesina y sus dimensiones, manejo de suelo y mucha otras cosas. Evento apoyado por CEPAG, AECID y Entreculturas.

7d1c9e48-86a9-431c-81fc-edc5d1c08ef0 e3071fe3-b315-40fb-803a-e2a92c754e46

Escuche audio:Los pobladores en lucha por la tierra en la comunidad de Guahory, distrito de Tembiaporâ del departamento de Caaguazú denuncian la deforestación de bosques, últimos remanentes de naturaleza en la zona. Atribuyen de la tala ilegal a brasileños para el cultivo de la soja

Arremetiendo contra el remanente de bosque, se encuentra el tractor de los empresarios sojeros. Esto nadie ve, ninguna autoridad sanciona. Pero Guahory está dispuesta a no callar, manifiesta Jhony González, uno de los campesinos en lucha por la tenencia de la tierra.

El 15 de septiembre pasado unas 200 familias campesinas fueron desalojadas y perdieron todo lo que tenían tras un violento operativo policial financiado por grandes productores de la zona. La colonia Guahory está ubicada en el distrito de Tembiaporã, departamento de Caaguazú, aproximadamente a 270 kilómetros de Asunción.

Imágenes del proceso de deforestación

1fae7e57-325b-45ed-8a07-634b674e15ef 02cd5c0e-bb41-415c-9690-9239d0c2fc47 35ac9a16-fb43-43a6-b985-43014bf2ebe9 51a5e977-fa86-4a18-b1d9-4604180e368c 5493fc0e-58f9-406b-9418-858fc7ba4020 c7f080c7-f0a4-43c5-ae5e-1a03bc26ec2d edebe0ad-aea0-4177-abb1-14859aef051e eec4a370-a3c3-402f-a3b7-114ce8ea2ab3

 

 

Escuche audio: Así asegura María Elena Yegros, promotora de agroecología quien compartió su experiencia en el Conversatorio sobre alimentación saludable y soberanía alimentaria que realizó en Jasy Kañy del departamento de Canindeyú. Las prácticas agroecológicas en la chacra ( kokue) utilizando venenos y abonos naturales aumenta la producción, se trabaja mejor y por sobre todo no tiene costo para el agricultor, dijo la mujer en diálogo con el Centro de Producción Radiofónica “Ñane Ñe’ê-Beto Centurión”.

Esta forma de trabajar es equilibrio con la naturaleza, los campesinos se nutren de ella como por ejemplo con las hojas de la planta del paraíso, ka’arê, ruda, ajenjo, burrito, entre otras variedades. María Elena explicó que en un litro de leche mezclado con una cebolla y cuatro dientes ajo, se pulveriza de forma muy natural plantaciones de sésamo, poroto, avilla, entre otros rubros. La producción es mucho mas buena, tiene alto rendimiento y muy saludable, dijo.

Escuche el panel completo:
La segunda edición de la Jornada de Agroecología del Instituto Agroecológico Latinoamericano (IALA) Guaraní se realiza en Asunción los días 10 y 11 de noviembre bajo la consigna: “La Agroecología es salud, sabiduría y libertad a través de la Agricultura”. Es un espacio de convergencia entre las poblaciones del campo y los habitantes de la ciudad para reflexionar en torno a las problemáticas que afectan a la sociedad en su conjunto ya que, muchas de ellas, tienen un origen común que es el modelo de producción vigente que las élites económicas, políticas y financieras imponen a los Estados.

El llamado a defender los territorios como un punto esencial de la soberanía fue una constante en los diferentes paneles, testimonios y aportes e intervenciones de los y las participantes de la Jornada.

Luis Rojas (Base Investigaciones Sociales) y Ramón Corvalán (Servicio Paz y Justicia, Serpaj Paraguay) expusieron sobre la actuación del capitalismo en el campo desde la perspectiva de la crisis que afecta al sistema vigente, que para salvarse recurre a la exacerbación del extractivismo y el acaparamiento de los bienes naturales en América Latina. Ante esto, la organización y movilización de los pueblos es fundamental, y el continente afortunadamente tiene ricas experiencias acumuladas en estas prácticas que deben ser fortalecidas con renovación de los compromisos sociales.

Sobre los desafíos de la agricultura campesina e indígena frente al escenario político actual tuvieron la palabra Del Rosario Denis, integrante de la Organización Campesina del Norte (OCN) y Alfonso Maidana, de la comunidad indígena Pâi Tavyterâ, de Concepción. Denis resaltó la necesidad de que en las ciudades se instale el debate acerca del derecho a la alimentación y la tierra como algo que no está ajeno a su realidad y Maidana, a su vez, hizo hincapié en la formación política para despertar a la juventud y la niñez y sean capaces de sumarse a las acciones que buscan el cambio del modelo político y social que tiene devastadores impactos sobre la vida y el futuro de los pueblos.

Un momento muy fuerte del primer día de la Jornada fue cuando brindaron su testimonio las mujeres de Guahory, que forman parte de la comunidad desalojada violentamente el 15 de septiembre pasado y que está instalada bajo carpas en un territorio cercano a lo que no hace mucho constituía su hábitat. El procedimiento de desalojo se efectuó mediante una fuerte suma de dinero entregada a los jefes policiales intervinientes por parte de un grupo de empresarios de origen extranjero vinculados al agronegocio. “En nuestra presencia nos robaban nuestras pocas pertenencias y las subían a un camión, no podíamos hacer nada porque los policías se nos plantaban en frente con sus armas; nuestros hijos estaban asustados, ¿dónde está mi cuaderno, mi lápiz?, preguntaban llorando y no podíamos responderles porque derribaron techos y paredes sin darnos la oportunidad de recuperar nada, destruyeron nuestros cultivos y ahora estamos a la buena de Dios”, se lamentó una de las intervinientes.

Otros aportes recogieron la necesidad de deconstruir o descolonizar los conceptos y el lenguaje impuestos por el sistema dominante desde el arribo de los primeros europeos del Siglo XV en adelante al territorio del Abya Yala, fortalecer la identidad e idiosincrasia campesina e indígena y valorar las experiencias y saberes que este colectivo ha brindado a la humanidad a lo largo del tiempo.

Este viernes 11 continuará la Jornada con el panel central: “Agroecología como proyecto de lucha y resistencia de la CLOC-Vía Campesina”, en el que intervendrá Ceres Hadich, integrante del Movimiento Sin Tierra (MST, de Brasil) y se dará a conocer el pronunciamiento político final de estas jornadas de debates, reflexiones, renovación de compromisos y acciones de la juventud campesina e indígena.

CLOC-Vía Campesina Paraguay

La Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) – Vía Campesina, Capítulo Paraguay, está conformada por las siguientes organizaciones: Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri, Organización de Lucha por la Tierra y Federación Nacional Campesina.

Fuente: https://clocvcparaguay.wordpress.com/2016/11/11/la-jornada-de-agroecologia-del-iala-guarani-propone-a-la-juventud-la-lucha-por-defender-los-territorios/