Inicio Medio ambiente

Pobladores de Ñeembucú asocian afecciones a la salud de sus familias con los trabajos de Villa Oliva Rice.

Asunción, 5 de mayo de 2017 (BASE IS) Residentes de las comunidades aledañas a Villa Oliva asocian la muerte de ciervos del pantano, carpinchos, peces y consecuencias en la salud de pobladores con las actividades de la empresa.

La misma explota unas 6 mil hectáreas de arroz en la comunidad de Zanjita, Villa Oliva, zona Sur del departamento de Ñeembucú, a 120 kilómetros de la capital paraguaya sobre las costas del río Paraguay.

La firma empezó sus trabajos en el lugar hace dos años aproximadamente y proyecta abarcar inmediatamente unas 12 mil hectáreas de producción.

Raúl Genes, presidente de la Asociación de Pescadores de Villa Oliva, es una de las personas que participa desde entonces de las reuniones de las comunidades vecinas que organizan debates sobre las implicancias de tener una producción extensiva y mecanizada en el vecindario.

“Nos preocupa que mueran peces, el río es como nuestra chacra”, explica, en relación a la posible contaminación de la fauna del río, lo que tendría desastrosas consecuencias para alguien que sostiene su hogar con los frutos de esas aguas.

Esta preocupación se extiende sobre otros sectores económicos locales como pequeños agricultores, ganaderos, ambientalistas y algunas autoridades comprometidas con su gente.

El conflicto entró a la casa de los Genes también a través de una afección respiratoria en su hija de nueve años. Inició dos años atrás, cuenta, luego de una fumigación seguida de quema de vegetación por la arrocera, luego de eso su hija -de entonces apenas siete años- empezó a registrar problemas respiratorios, agitación y tos seca.

Hoy este problema de salud se agudizó cobrando forma aparente de un asma aguda, que impide que la niña tenga clases de educación física en la escuela, haga deportes o corra siquiera 10 minutos, porque “si no le socorrés y no toma su medicamento, se muere”.

En su momento Genes documentó la situación con un diagnóstico médico y un acta en el Juzgado de Paz de Villa Oliva.
Existen muchos más vecinos y vecinas con problemas de salud luego de aquella gran quemazón, que asfixió a todo el pueblo, sólo que por miedo nadie dice nada, asegura.

Dice que las fumigaciones se realizan de forma aérea cada uno o dos meses y que no tienen nada contra la empresa, pero que no están de acuerdo con sus fumigaciones.

En el proceso de debate y participación sobre el el futuro de las comunidades, Genes dice que cada vez hay más gente concientizada.

FOTO: Secretaría del Medio Ambiente

El IICA y el MAG buscan el fortalecimiento de capacidades sobre adaptación al cambio climático en el sector agropecuario
El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en estrecha coordinación con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) a través de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR), organizan un taller con el fin de fortalecer las capacidades institucionales en cuestiones del cambio climático, por medio de la adopción de la herramienta metodológica “Climate Proofing for Development” basada en la guía de orientación de políticas de la OCDE, desarrollado por la Cooperación Internacional Alemana (GIZ).

Los días 25 y 26 de abril, se desarrollará el taller de capacitación en la Quinta “Ykua Sati”, para integrar la “Adaptación al Cambio Climático en la Planificación del Desarrollo”. La actividad se enmarca en el Componente 1 del Proyecto Insignia “Resiliencia y Gestión Integral de Riesgos en la Agricultura” del IICA.

La formación estará dirigida a funcionarios de instituciones públicas y privadas involucrados en procesos de planificación de proyectos de desarrollo en el sector agrícola y en el ámbito rural.

En el evento, los participantes adquirirán nuevos conocimientos gracias a la metodología de capacitación, que combina charlas teóricas con secciones prácticas de ejercicios grupales. Aplicando el enfoque “aprender haciendo” los participantes consolidaran su aprendizaje y estarán en condiciones de adoptar los nuevos conceptos de esta herramienta en sus respectivas instituciones.

Escuche audio:

Radio San Roque González dialogó con Ing. en Hidrología Elías Díaz Peña, coordinador de la Organización “Sobrevivencia Paraguay, Amigos de la Tierra”. El profesional resaltó la riqueza de la zona de Misiones y Ñeembucú al contar con humedales de considerable extensión, “estos tienen la función de producir agua limpia, tienen el mayor reservorio de diversidad biológica aparte de los bosques, son responsables de la regulación de los caudales en los ríos, en épocas de lluvia se almacena una importante cantidad de agua en los humedales lo que evita en gran medida que el río crezca repentinamente, además cumplen una función especial para la producción de alimentos de todo tipo” sostuvo.

Lamentablemente están en grave peligro, la implementación de cultivos de arroz y soja a gran escala contribuyen en gran medida a la destrucción física. Además, la utilización de agrotoxicos contribuyen en forma directa a la contaminación en esas áreas dijo el profesional. “Lastimosamente nuestras autoridades tienen mucha ignorancia sobre cómo hay que gestionar los territorios para conservar y mantener el agua” añadió.

image (2)En Marzo, mes de las Mujeres y del Agua, y en el marco del Programa de apoyo a Defensoras Ambientales el Fondo de Mujeres del Sur lanza la Campaña “Somos Agua” con el fin de favorecer la reflexión, información y educación sobre los impactos de la falta del agua potable y la afectación en los derechos y las vidas de las mujeres.

Las Defensoras Ambientales en Paraguay

En Paraguay existen datos alarmantes sobre las limitaciones en el acceso al agua en zonas rurales donde tan sólo el 60% de la población accede a agua potable. Este dato podemos tomarlo con reserva si consideramos las recientes publicaciones del Ente Regulador de los servicios Sanitarios (ERSSAN), que refleja que si bien la cobertura total del servicio de agua potable por redes y tuberías es el de 75% a nivel país, tan sólo el 50% accede al servicio con desinfección, es decir a agua potable. Es grave la situación que atraviesa la zona del alto Chaco, donde el Departamento de Boquerón recibe una cobertura del servicio de agua potable del 9,5%, seguido del Departamento de Alto Paraguay con 23,5% y Presidente Hayes con una cobertura más amplia del 49,5%[2]. Recordemos el primer informe país 2011, sobre los Objetivos del Desarrollo del Milenio 2010, se refiere a las enormes diferencias entre áreas urbanas (87%) y rurales (58%). Asimismo, de que el 93% de los niños y niñas indígenas todavía no tienen acceso a agua potable.

Las defensoras ambientales lideran diferentes proyectos para lograr acceder a este derecho. Con el apoyo de Fondo de Mujeres del Sur, han podido lograr desde la construcción de aljibes para almacenar agua potable hasta el testeo del estado del agua disponible. Las consecuencias de esta carencia afecta particularmente a mujeres, niños y niñas, ya que son las responsables de procurar el agua para las comunidades. Recorren hasta 20 kilómetros diarios para buscar agua, pero no siempre consiguen agua segura. El agua chocolatosa de tajamar, llamada así por el alto contenido de barro, es muchas veces la única fuente de alivio que tienen.image
LA ACCIÓN CONSISTE EN difundir información y educar sobre los impactos de la falta del agua potable y la afectación en los derechos de las mujeres por medio del hashtag: #SomosAgua #LasMujeresSomosAgua #DefensorasAmbientales, para vincularlo con las realidades y acciones que las Defensoras ambientales vienen haciendo en esta materia y poder acceder a mensajes, fotos y vídeos que estarán disponibles a partir del día 22 de marzo a la página web: mujeresdelsur.org.
Contacto de prensa: Raquel Aveiro, 0961 840 012, raquelaveiro@mujeresdelsur.org – Carmen Colazo 0984 826 905 carmencolazo@gmail.com

Escuche audio:

La profesora Mirtha Rosa Martínez, docente, Escuela Básica 3.271 “San Luis Gonzaga”, en el distrito de San Rafael del Paraná – Itapúa – en contacto con el Centro de Producción Radiofónica “Ñane Ñe’ê-Beto Centurión” denunció cómo un grupo de pobladores de la zona con maquinarias deforestaron una avenida llena de árboles nativos.

Son como 800 metros de calle totalmente arborizadas con arboles nativos de diferentes especies que se realizó mediante un proyecto realizado por alumnos y docentes de la escuela allá por los años 1999/2000.

Denunciaron ante la Municipalidad el hecho pero no tuvieron ninguna respuesta. La comunidad educativa está en asamblea permanente consecuencia del crimen ecológico.

3ca49b73-e19d-49df-ac79-d42491df7065 63e15cb0-6aa6-44d3-9f8b-d5ab505cd7a3 eab57b60-1c87-468b-9a7f-ae3a0c0894c4 febec6f2-e04b-4dde-9755-d538af3b0b4c (1)

Asunción, 20 de marzo de 2017 (BASE IS) Tras quejas generalizadas de usuarios del servicio de agua estatal durante el fin de semana, hoy el titular de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay S.A. (ESSAP), Ludovico Sarubbi, admitió que el agua tendría problemas debido a lodo o derramamiento de pesticidas en la zona de la toma de agua que Essap tiene en Zeballos Cue.

Esto explicó en una entrevista en la radio Cardinal AM, donde informó que está casi descartada una tercera sospecha, relacionada con problemas con el cloro que se agrega para el tratamiento del agua. Dijo que desde ayer encargó a los departamentos de planta y monitoreo realizar distintas comprobaciones y muestras de agua del río, para someterlas a distintos estudios laboratoriales.Explicó que los resultados bacteriológicos ya están listos y que no se registra la presencia de bacterias, por lo que las sospechas se centrarían en la contaminación con lodo o pesticidas que se pudieron haber derramado río Paraguay arriba de donde la empresa tiene su boca de alimentación de agua para la ciudad.

Indicó que las pruebas laboratoriales en torno a pesticidas ya se estuvieron haciendo pero sus resultados pueden tardar entre 48 y 72 horas.
A solo 500 metros de la toma principal de la ESSAP, en Zeballos Cue, se ubican puertos de embarque de mercaderías, entre ellas granos de soja (ver foto).
Hasta la entrevista de hoy, la ESSAP no ofreció explicaciones ni advertencias a los usuarios a través de sus canales institucionales en redes sociales ni a través de portales gubernamentales.

El acceder a agua en estado saludable y no contaminada forma parte del derecho a la alimentación adecuada, un derecho humano elemental.