Inicio Mujer

Escuche audio:Es una hierba medicinal de vital importancia para los pueblos indígenas que con sus saberes y experiencias dan testimonios de su uso. Así manifiesta Kuña Poty rendy’i -Ángela Fernández, Paï Tavytera, durante el Foro “Ka’a He’ë, patrimonio en peligro” que en hoy martes 26 de setiembre se desarrolla en Asunción con participación de organizaciones campesinas e indígenas.

Escuche audio:
Se lleva adelante “Congreso de Mujeres Lideresas” en el departamento de San Pedro, específicamente en Capiibary en el marco del proyecto Democracia Reká “Sociedad paraguaya mejora su participación sobre el sistema democrático”

Esta iniciativa está siendo implementada por las organizaciones Semillas Para la Democracia y Asociación Tesai Reka Paraguay en los Departamentos de Concepción, San Pedro, Canindeyú y Caaguazú con el apoyo de la Unión Europea, con este emprendimiento se tiene previsto la capacitación de alrededor de 400 mujeres y 200 jóvenes de comunidades rurales e indígenas que serán capacitados para mejorar su participación en procesos electorales.

Mujeres trabajan en temas como Salud y Medio Ambiente, Agricultura y Trabajo, Educación, Género y Participación y Comunidad y Cultura, esta actividad se realiza con el objetivo de que las mujeres identifiquen cuales son las problemáticas y soluciones posibles para afrontar durante procesos electorales y ellas mismas sean participes en sus comunidades.

Informe de Guido Mendoza de la radio comunitaria “Tape Pyahu”

Isabel Loureiro, especialista en el Pensamiento Rosa Luxemburgo desarrolló varios espacios de formación. Entre el 1 y 3 de setiembre se compartieron espacios de formación apoyado por la Fundación Rosa Luxemburgo.

El viernes 1 de setiembre se realizó el conversatorio abierto organizado en conjunto entre el SERPAJ y CONAMURI. Mientras que el fin de semanas militantes de CONAMURI que forman parte de los espacios de Formación y coordinadoras participaron de dos días en los que se profundizo sobre los aportes políticos, la trayectoria y la biografía de la Rosa roja del socialismo.

Durante los encuentros se profundizaron sobre los aportes de Rosa Luxemburgo, una de las pensadoras más importante del siglo XX, muy conocida por su trayectoria política y que contribuyó con la emancipación de la clase trabajadora desde sus raíces y su militancia como mujer, considerada también fundadora del pensamiento socialista democrático.

Compartimos una entrevista con Isabel que nos cuenta que le deja los 3 días de formación en Paraguay.

Vea Vídeo: https://www.facebook.com/demoinfopy/videos/521476061528603/

Adela Rivas, estudiante del IALA Guaraní, no puede obtener su título debido a una burocracia e inoperancia estatal. Comenta que a los efectos legales no existe para el Estado Paraguayo debido a que no se encuentra ni está registrado su partida de nacimiento original, el acta donde consta sus documento no aparece.

Ella es oriunda de la ciudad de Liberación en el departamento de San Pedro. El local del Juzgado de Paz donde funcionaba el Registro Civil tiempo atrás se había incendiado ínterin en que se quemaron las actas donde estaban acentadas sus datos y que nunca fueron trasladas hasta la oficina central del Registro Público de las personas.

Ahora para regularizar su situación Adela debe entablar un juicio bajo patrocinio de abogado cuyo proceso durará mucho tiempo en tanto precisa de urgente su documentos a fin de concluir sus estudios.

No es mi culpa ni de mis padres, la responsabilidad recae sobre los funcionarios públicos que no realizaron en forma su trabajo dice la estudiante quien es hija de humildes agricultores con 11 hermanos.

Vea Vídeo: https://www.facebook.com/demoinfopy/videos/521930738149802/

Local de encuentro comunitario

Local de encuentro comunitario

Un asentamiento celebró su 5° aniversario de fundación, recordando los sacrificios y esfuerzos que realizaron las familias pioneras que se instalaron en el lugar. Se trata del asentamiento Guaraní, ubicado en el Km 9 del barrio San Isidro en el distrito de Pdte. Franco (Alto Paraná). Aunque no hubo condiciones materiales para una fiesta popular como la ocasión ameritaba, la comunidad se reunió en asamblea para hacer un recorrido de la memoria histórica de aquellos días de 2012 en que se enfrentaron con todo lo que tuvieron a su alcance al intendente y los doce concejales que en ese momento se erigían como autoridades locales.

Las primeras familias que ocuparon el terreno municipal de 4 hectáreas tuvieron el coraje de resistir bajo carpas un sinfín de inconvenientes. A la falta de corriente eléctrica y agua potable, por ejemplo, se sumaban los mosquitos que en diferentes epidemias tumbaron a niños y adultos con igual intensidad. Actualmente todavía se encuentran en el asentamiento 15 de estas familias fundadoras; las demás cedieron sus derecheras apremiadas por la situación de precariedad. Las que resistieron todas las tempestades que se les vinieron encima, serán homenajeadas en la medida de las posibilidades.

El asentamiento lleva ese nombre a razón de que la fecha consensuada como aniversario es el 25 de agosto, día en que se celebra el idioma guaraní y que hace referencia, a su vez, a la Constitución Nacional anterior, sancionada ese mismo día, pero de 1967, en la cual por primera vez se otorgaba rango jurídico al guaraní al reconocerlo como lengua nacional.Asentamiento-guarani

Una población en auge

Según datos relevados por la comunidad, en el asentamiento Guaraní viven aproximadamente 211 personas. Se cuenta con 80 niños y niñas; 20 adolescentes de hasta 18 años; 24 jóvenes de entre 19 a 24 años de edad; 52 personas de entre 25 a 30 años; 22 personas de entre 30 a 40 años; 9 de edades comprendidas entre 40 y 65 años; y 4 adultos mayores. De entre las niñas y los niños, existe una población importante de menores de 5 años que han nacido y crecido en el asentamiento.

Reuniones comunitarios permanentes en el marco de la lucha por la tenencia de la tierra.

Reuniones comunitarios permanentes en el marco de la lucha por la tenencia de la tierra.

Los hombres se dedican mayormente a los oficios de albañilería y pintura, en tanto que las mujeres son amas de casa o empleadas domésticas.

Un camino recorrido con tenacidad

La pobladora Concepción Giménez, en contacto con Demoinfo, recuerda los difíciles momentos que les tocó pasar al enfrentarse a las autoridades municipales en su afán de resistir el propósito de desalojo. “A finales de 2011 nos sentamos a pensar cómo proceder. Verificamos que ese terreno de 4 hectáreas era tierra municipal sin ninguna documentación y, por lo tanto, organizamos a la gente y con un grupo de dirigentes hicimos la planificación de los lotes para después proceder a ocuparla. Durante los tres primeros años estuvimos peleando por nuestros derechos.”, relató.

Apenas se supo la intención de ocupar el sitio, la municipalidad de Pdte. Franco, entonces a cargo del colorado Alcides Fernández, en tiempo récord expidió un documento de arrendamiento a favor de un particular que –después se descubrió– resultó ser un testaferro del intendente, quien, a la sazón, estaba al frente de una empresa inmobiliaria que presumiblemente pretendía apropiarse del terreno comunal.

La adjudicación irregular se hizo a nombre de Hugo Manuel Galeano, sin importar que sobre el terreno ya estuvieran instaladas 66 familias, así fuese en humildes chozas de “Eternit” y madera terciada. El arrendamiento a favor de Galeano se firmó en menos de dos semanas, contrariando los trámites de rigor establecidos por la Carta Orgánica Municipal. “Este señor presentó supuestamente un solicitud el 7 de agosto de 2012 y el 21 del mismo mes se aprobó y salió la resolución a su nombre. Toda una farsa, una gran mentira montaron”, recordó Concepción Giménez.20151127_105102

Los dirigentes de la ocupación fueron demandados judicialmente en la instancia civil, hecho que retrasó el proceso de documentación porque la municipalidad alegaba que el terreno ya había sido arrendado y que con la ocupación se estaba perpetrando el delito de invasión de inmueble ajeno.

Lo que ocurrió en los años de acumulación de la lucha de estos pobladores del asentamiento Guaraní hizo que adquirieran más conocimientos y capacidad de organizarse como vecinos para enfrentar la injusticia que estaban cometiendo el intendente junto a sus 12 leales ediles. Con documento en mano, al resguardo de la Constitución Nacional vigente y las ordenanzas locales, las familias se manifestaron por tres días frente al palacete municipal. Les habían hecho entender que no se dejarían pisotear y que no retrocederían ni un milímetro en sus justas demandas.

Bastaba solo citar la letra de un artículo de la ordenanza municipal N° 10/93 que determina los requisitos para la adjudicación de un arrendamiento sobre tierra municipal en la que se establece que ningún ciudadano puede arrendar más de 360 Km2 de terreno municipal a menos que sea destinado a escuela, establecimiento deportivo o de interés comunitario. “Este señor Galeano no tenía ninguna intención de favorecer al pueblo y aún así se le dio un documento sobre las 4 hectáreas”, al decir de Concepción Giménez.

La perseverancia de las familias rindió sus frutos, ya que el intendente Fernández terminó revocando el título de arrendamiento para el particular. Pero llegar a esa instancia significó para el asentamiento tres años de lucha feroz donde se agotaron todas las instancias, realizaron infinitas gestiones que solventaban con su efímera economía de caja común. “Fueron tres años, de 2012 a 2015, que nos hicieron sufrir pensando que íbamos a doblegarnos y aceptar sus mentiras”, contó Giménez, a la vez de mencionar las amenazas de desalojo que provocaron permanente zozobra en las familias.

Mujeres en lucha

Mujeres en lucha

Las mujeres lideran la lucha por el arraigo

Hubo un momento en que la lucha forzó a las mujeres a levantar en sus manos el destino común de los asentados, cuando se creó un conflicto entre los dirigentes porque se debió pagar 6 millones de guaraníes a la Junta Municipal para que se firmase la revocatoria al arrendamiento expedido a favor del testaferro Galeano. “En eso se fue todo nuestro fondo, lo cual desató el enojo de un vecino que hirió al presidente de la comisión vecinal con arma de fuego; ese hombre ahora está preso”, relató la entrevistada. “Nos quedamos sin presidente, entonces cinco mujeres tomamos las riendas de la situación y fuimos a la Dirección de Catastro para tramitar las documentaciones necesarias. Después de tres años lo logramos, tenemos las firmas en los documentos y hasta hoy estamos ganando casi todas nuestras luchas”, dijo.

Las lecciones aprendidas por las pobladoras y los pobladores del asentamiento Guaraní son muchas y continuarán incrementándose a medida que el proceso de consolidación de la comunidad continúe su curso.

“Una nueva preocupación que se presenta hoy día es que nos informamos que en julio pasado otras 35 personas solicitaron las tierras que estamos ocupando”, contó con cierta angustia nuestra entrevistada. Para ello, la semana entrante un grupo delegado volverá a Asunción a la sede de Catastro a fin de pedir informe sobre quiénes son los solicitantes y sobre qué lotes específicamente se formulan los reclamos y de qué forma.

Como se ve, la lucha es larga, pero cuanto más larga, brinda más herramientas para pelear por lo que se considera justo, y entonces solo resta continuar hacia adelante.

Hace cinco años se iniciaba la ocupación

Hace cinco años se iniciaba la ocupación

3c357a8c-a960-44ca-8745-e029e6b2d65b 6b9dce9e-ad49-4979-83f5-49d05ca8cfc9 7531d710-6dfa-4450-b916-ba917733ed2f 92227f18-480f-4da0-8bc4-2239451bcec6 ba7865bb-d3c9-450b-a308-7ac174d264b5 cf111c31-b623-42f0-9479-79dfdef3a55a d0a7b9a5-d1aa-4af0-876a-b1fec8c7941b

Texto/DV

Luego de conocerse la decisión en el Senado en no tratar el veto presidencial a la ley del subsidio referente a la deuda de los pequeños agricultores la señora Agripina Sanabria Toledo que vive en el distrito de Blas Garay del departamento Caaguazú expresó que continuaran luchando.

Seguimos en la lucha, venimos a protestar en Asunción consecuencia de la mala producción agrícola afectada por fenómenos climáticos, hecho que imposibilitó pagar nuestras deudas y no es como dice el Presidente de la República que somos haraganes, la resistencia en la plaza, bajo carpa nos fortalece, no estamos entregados y no nos vencerán, dice con convicción la mujer.

En tanto Francisca Aquino, también del departamento de Caaguazú reafirma que como mujer campesina no están entregadas ni mucho menos van desanimadas de regreso a sus respectivas casas.

Estamos contentas porque logramos que la agricultura familiar campesina sea declarada en emergencia, si Dios permite nos volveremos a encontrar a finales del mes de setiembre, puntualizó.

Después de 36 días de resistencia los pequeños agricultores movilizados y que integran la Coordinadora Nacional Intersectorial CNI abandonaron las plazas ubicadas frente al Congreso Nacional en la tarde de este jueves 17 de agosto.  Los labriegos consideran un logro la aprobación de la Declaración de Emergencia en la Agricultura Familiar y esperan que el Ejecutivo los convoque para su planificación. Según afirman hacia finales del mes de septiembre volverían a movilizarse.