Inicio Mujer

Una mujer indígena del pueblo Guaraní Ñandeva ubicado en Boquerón, en la frontera con Bolivia denuncia que están encerrados en su comunidad Syracua por las alambradas de empresarios agroganaderos. No pueden salir a buscar comida ni acceder a los servicios de salud.  María Benítez es de la comunidad Syracua, del Pueblo Guaraní Ñandeva. Para poder llegar al “Encuentro Transfronterizo de Mujeres Indígenas del Chaco Americano”, María debió salir una semana antes de su comunidad, Syracua, departamento de Boquerón, en el corazón del Chaco Latinoamericano, en la frontera de Paraguay con Bolivia.

María tardó exactamente una semana para llegar a Filadelfia (Paraguay), con polvo, lluvia y frío. Le habían invitado a este encuentro y le dijeron que vendrían autoridades y otras mujeres indígenas de Bolivia, Argentina, Brasil y Paraguay. Ella tenía una opresión y necesitaba hablar. El viernes 07 de octubre tomó el micrófono y con su voz rota, se paró y habló para todas las personas presentes. Contó que su comunidad quedó rodeada por la alambrada de empresas agroganaderas, por lo que la gente de su pueblo no puede más salir. Que los bosques, donde hace unos pocos meses buscaban su comida: plantas, miel, frutos, ahora no pueden ingresar más. “Los señores empresarios pusieron carteles para prohibirnos la entrada y la salida, no podemos ir al bosque ni salir hacia la ruta. Estamos desesperados”, dijo en guaraní. María también contó que cuando alguien se enferma en la comunidad, se quedan encerrados y deben elegir entre correr el riesgo de cruzar las tierras prohibidas o morir sin servicio.

Los empresarios, que supuestamente van para contribuir al desarrollo del territorio, alambran y les impiden acceder a sus fuentes de alimentación.
¿De qué modelo de desarrollo hablamos cuando hablamos de desarrollo en Paraguay o en Latinoamérica? Esta es la pregunta que María contestó con su historia y la historia de su comunidad indígena Syracua en el Encuentro “Transfronterizo de Mujeres Indígenas del Chaco Americano” que tiene lugar este viernes 07 y sábado 08 en la ciudad de Filadelfia, Chaco paraguayo.

El encuentro de Mujeres Indígenas inició con un día de reflexión en Asunción y prosiguió en la ciudad de Filadelfia. Es organizado por Mujeres Indígenas del Paraguay (MIPY), junto con el Centro de Documentación y Estudios (CDE) y la Articulación Feminista Marcosur (AFM), con el apoyo de la Unión Europea y el Fondo de Igualdad de Género de ONU Mujeres. El evento además tiene el apoyo Oxfam, ONU Mujeres Paraguay y ONU Mujeres Bolivia.

“Aborto, maternidad forzada y Derechos Humanos” es el nombre de una conferencia que tendrá lugar el miércoles 28 de setiembre, a las 19 horas, en el Gran Hotel del Paraguay, ubicado en De la Residenta 902, esq Padre Pucheau. La actividad se enmarca en el marco de la “Campaña del 28 de Setiembre, día por la Despenalización del aborto en América Latina y el Caribe” que se conmemora cada año desde 1990.

En la conferencia, Line Bareiro, referirá al marco jurídico internacional y a la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (Cedaw); Mirta Moragas, referirá a las recomendaciones que recibió Paraguay en el caso de la Niña Mainumby y Noma Graciela Chiapparrone, de Argentina, referirá a la legislación comparada y a algunos conceptos jurídicos que vinculan la maternidad forzada con la tortura.

Chiapparrone es autora de la publicación “La maternidad forzada como tortura. Una aproximación desde el análisis del caso de Mainumby”, es ex Secretaria de la Asociación Argentina de Mujeres de Carreras Jurídicas y de la Federación Internacional de Mujeres de Carreras Jurídicas.

La campaña “28 de setiembre” en Paraguay presentó en el 2014 una propuesta de redacción a la Comisión Nacional para el Estudio de la Reforma del Sistema Penal y Penitenciario del Congreso Nacional de Paraguay. Esta propuesta sugiere una modificación de los artículos 14, inciso 18 y 109 del Código Penal.

En el documento se refiere que “pese a su actual penalización, el aborto es una realidad masiva para las mujeres del país. Se estiman 8.000 casos hospitalarios anuales por causa del aborto”. El texto dice además que el 64% de los casos hospitalizados por aborto corresponde a la franja de entre 15 y 29 años, y que debido a la penalización no se puede estimar el alcance real de la práctica del aborto en el país.

La Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas abre las puertas de su local –Montevideo 1420 e/ Milano y Sicilia– este viernes 16 de septiembre para ofrecer a la ciudadanía dos propuestas imperdibles, ambas de acceso libre y gratuito.

Taller de huerta urbana

Desde las 10 y hasta el mediodía, se desarrollará un taller de huerta urbana de la mano de Vicente Lubrano, quien nos convoca a montar un espacio de creación para encontrarnos y “darnos cuenta de que la liberación está al alcance de todas y todos, para acercar a la ciudad saberes campesinos e indígenas, charlar e intercambiar experiencias y construir una verdadera soberanía alimentaria”, según explicó.

El taller está enfocado a la posibilidad de producir alimentos propios en los espacios de la casa, el jardín, el patio, el corredor, utilizando materiales reciclables y dándole nueva utilidad también a los residuos orgánicos a través del compostaje y otras técnicas agroecológicas.

Vicente lleva 14 años por lo menos realizando este tipo de acciones con movimientos sociales y establecimientos escolares de su Salta querida y otros lugares de América del Sur. A principios de este año vino al Paraguay para entablar relación con las comunidades campesinas e indígenas y desde hace unos meses forma parte del equipo técnico productivo de Conamuri.

Ciclo de cine-debate

A partir de las 18:30 empezamos el “Ciclo de cine-debate de Conamuri”, un proyecto que se enmarca en el fortalecimiento organizativo y que pretende consolidar las alianzas del campo y la ciudad con títulos periódicos que contribuyan a la formación de consciencia crítica.

La película a ser exhibida lleva por título “Pizza, birra, faso”, una producción argentina filmada en 1997 y estrenada a principios del siguiente año y que aborda las experiencias de un grupo de jóvenes que vive del robo en una sociedad y una época que no brindan grandes ejemplos ni oportunidades para una juventud inquieta y que se siente oprimida por el peso de la Historia.

Este filme fue escogido como punta de lanza del ciclo semanal para generar el debate acerca de nuestra realidad latinoamericana, dura, inflexible, donde el sistema neoliberal aplasta y está diseñado para sobrevivir desde el individualismo: “Nuestra propuesta es justamente todo lo contrario: encontrarnos, sembrar juntos, dejar fluir la energía para redimirnos. Las ciudades son lugares donde la vida no es para nada digna y plena y esto tiene que ver con la expulsión de familias del campo y a las que se les muestra pocos caminos para subsistir”, reflexiona Vicente, uno de los encargados también de concretar esta iniciativa de Conamuri.

La mujer indígena es la que reproduce y transmite la cultura de los pueblos, su lengua y todo el bagaje de conocimiento con amplia sabiduría, por eso denuncia permanentemente el despojo de tierras, la invasión a sus territorios, el avasallamiento a su cultura, fueron algunas de las miradas dadas a conocer durante el encuentro sobre Derechos Humanos, Seguridad Alimentaria y Nutrición emprendida por el Foro Internacional de Mujeres Indígenas FIMI junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO.

El evento se realizó en el local de la Dirección de Extensión Agraria del Ministerio de Agricultura y Ganadería en San Lorenzo del departamento Central. Se inició el lunes 05 de setiembre y concluyó el pasado viernes 10.

Hablaron sobre los derechos colectivos, del derecho a la alimentación, el enfoque de derechos de la Seguridad Alimentaria y Nutricional, entre otros temas.

Mujeres-indígenas

En la localidad de Mariscal Estigarribia, este pasado fin de semana, se realizó el “Primer Miarî/Ñemongeta de Mujeres del Pueblo Occidental del Paraguay” ocasión que un grupo de mujeres indígenas debatió su realidad y luego dieron a conocer un pronunciamiento.

“El encuentro nos ayudó a reflexionar colectivamente sobre la situación de pobreza, exclusión y violencia institucionalizada que estamos atravesando las mujeres indígenas chaqueñas sin que haya una aparente salida a nuestros quebrantos.

El hecho de no ser tenidas en cuenta en el gasto social ni en las políticas públicas por parte de los gobiernos de turno, locales, departamentales y nacionales, es un reclamo permanente que hacemos. Simplemente, nos invisibilizan, nos dejan de lado con indiferencia, con desidia, como si no existiéramos.

Exigimos a las autoridades que volteen la vista para mirar hacia nosotras, sobre todo dirigimos el reclamo hacia la Municipalidad de Mcal. Estigarribia, la Gobernación de Boquerón, el Ministerio de la Mujer y el Ministerio de Salud. Ya basta de discriminarnos por ser mujeres, por ser indígenas y por ser pobres.”

A continuación el texto completo

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO

A instancias del Ministerio de la Mujer, con la voluntad de realizar un foro en el marco del día Internacional de la Mujer Indígena, se realizó el “Primer Miarĩ/Ñemongeta de Mujeres del Pueblo Guaraní Occidental del Paraguay”.

Ante tantas necesidades y urgencias, 36 mujeres indígenas provenientes de las comunidades de Santa Teresita, Macharety y Yvopey Renda, nos hemos reunido en la ciudad de Mcal. Estigarribia, departamento de Boquerón, en fecha 9 de septiembre de 2016.

Pertenecemos y estamos vinculadas a las siguientes organizaciones locales: Kuña Guaraní Occidental, Mujeres Guaraníes de Macherety, Kuña Guaraní Katupyry, Kuña Aty Rory, Mujeres Guaraní Urbanas de Mcal. Estigarribia, Mujeres Guaraníes de Boquerón, más la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri y Mujeres Indígenas del Paraguay (Mipy), de trascendencia nacional.

El encuentro nos ayudó a reflexionar colectivamente sobre la situación de pobreza, exclusión y violencia institucionalizada que estamos atravesando las mujeres indígenas chaqueñas sin que haya una aparente salida a nuestros quebrantos.

El hecho de no ser tenidas en cuenta en el gasto social ni en las políticas públicas por parte de los gobiernos de turno, locales, departamentales y nacionales, es un reclamo permanente que hacemos. Simplemente, nos invisibilizan, nos dejan de lado con indiferencia, con desidia, como si no existiéramos.

Exigimos a las autoridades que volteen la vista para mirar hacia nosotras, sobre todo dirigimos el reclamo hacia la Municipalidad de Mcal. Estigarribia, la Gobernación de Boquerón, el Ministerio de la Mujer y el Ministerio de Salud. Ya basta de discriminarnos por ser mujeres, por ser indígenas y por ser pobres.

Pedimos oportunidad de participar con las instituciones, en la mesa institucional de la Gobernación y a nivel nacional en situación de paridad, con referentes lideresas y líderes. En general, pedimos que todos los programas y proyectos se tienen que realizar con la participación de los pueblos indígenas en lo que respecta a nuestros derechos a una vivienda digna, acceso al agua potable, alimentación sana y diversificada, la educación, la salud, todos los cuales nos son negados al violar sistemáticamente la legislación que nos ampara.

Hemos probado suficientemente que tenemos la aptitud necesaria para desarrollar tareas comunitarias que se orientan hacia el buen vivir de nuestros pueblos porque siempre hemos luchado al lado de los líderes masculinos para sostenerlos moralmente y para contribuir en gestiones varias ante las instituciones.

Históricamente hemos sido las mujeres las que nos levantamos y oponemos resistencia a las injusticias sociales tratando de sacar adelante a nuestras comunidades.

En este encuentro hemos resuelto trabajar unidas por el bienestar de nuestras comunidades y familias. Buscar la forma de elaborar proyectos productivos y emprendimientos de autogestión en caso de que no llegue la ayuda que tanto demandamos.

De nuestra parte, nos comprometemos a trabajar unidas como mujeres del Pueblo Guaraní Occidental para contribuir en el desarrollo del departamento en cuanto a proyectos de fortalecimiento comunitario.

Mcal. Estigarribia, 9 de septiembre de 2016

En la Facultad de Ciencias Veterinarias-UNA San Lorenzo, desde ayer 5 y al 9 de septiembre tiene lugar el Foro Internacional de Mujeres Indígenas, en la implementación de la segunda edición del Programa de Derechos Humanos, Seguridad Alimentaria y Nutrición, que se realiza entre julio 2016 y febrero 2017 en El Salvador, Panamá y Paraguay, dirigido a mujeres indígenas lideresas y defensoras de Derechos Humanos. En este espacio se reúnen 24 lideresas de diferentes localidades del país.

Hilaria Cruzabie de la CONAMURI expuso en la tarde de ayer lunes 05 sobre la participación de las mujeres indígenas en espacios de incidencia, sus luchas y desafíos. Este encuentro es propiciado por FAO Paraguay y FIMI.

Fuente: Comunicación-Conamuri

Mujeres-indigenas