Inicio Nacionales

Sus derechos no son respetados, aun falta mucho para la igualdad de género, manifestó Monseñor Mario Melanio Medina, obispo de Misiones y Ñeembucú, en declaraciones a la radio educativa San Roque González de Santacruz de Ayolas. Puntualizó que en la sociedad preocupa mucho la violencia hacia las mujeres explotadas, violentadas y discriminadas. Las mujeres tienen dignidad y sus derechos deben ser respetados, dijo. Ayer 24 de febrero, se conmemoró el día de la Mujer Paraguaya.

La diócesis a su cargo está de asamblea, durante esta semana los representantes de las distintas zonas se reúnen en Pilar, capital del departamento del Ñeembucu,  para analizar el momento actual del país como la realidad eclesial.  El prelado señaló que pretenden poner en práctica el plan pastoral de la región teniendo en cuenta las situaciones sociales, políticas, evangélicas y económicas.

Escuche audio:

IMG-20150224-WA0027En Limoy II, un asentamiento histórico, ubicado en el departamento del alto Paraná, se llevó a cabo este martes 24 de febrero un homenaje a la mujer paraguay a, en su día conmemorativo. La actividad se realizó en la Escuela 11 de Julio.

“El objetivo de esta acción reivindicativa es que nuestros jóvenes y niños, niñas, conozcan la historia de nuestro pueblo, solo así sabrán valorarse a sí mismos, sobre todo las mujeres, para recuperar la soberanía de nuestro país”, dijo Hilda Santacruz, pobladora de Limoy II, militante de la CONAMURI, organización encargada del acto.

IMG-20150224-WA0018El programa incluyó una charla sobre el protagonismo de las mujeres y su aporte en la contienda contra la Triple Alianza, a cargo de las dirigentas de CONAMURI. Posteriormente se realizó un pequeño acto cultural con poesías y danza as cargo de los alumnos y las alumnas de la institución anfitriona.

Sonia Espinola, también pobladora de la Comunidad, en declaraciones a la radio campesina e indígena “Yvytu Pyahu” de la CONAMURI con asiento en Caaguazú, resaltó la organización para la defensa de la soberanía territorial, por sobre todas las cosas, el derecho de la mujer.
Recordó que el lugar donde viven, hoy día constituido legalmente, ganaron en base a la lucha campesina.

Escuche audio:

IMG-20150224-WA0034Vidalina Arzamendia, dirigente de la Coordinadora de Trabajadores Campesinos y Urbanos CTCU, al recordarse hoy el día de la Mujer Paraguaya, dijo que las muje res paraguayas, en especial la mujer campesina, siempre se encuentra en lucha, defendiendo sus derechos para salir adelante.

En diálogo con Yeny Benítez, de la Central Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Populares (CNOCIP), la lideresa puntualizó que lamentablemente en la sociedad paraguaya en su conjunto no se la da el espacio a la mujer como por ejemplo en la toma de decisiones, que hay mucha discriminación, sin igualdad de oportunidades. Pero ella, a pesar de todo, trabaja constantemente para mejorar su condición de vida diaria, dijo.

Estas manifestaciones se dan en el marco de la Escuela Campesina e Indígena impulsada por la Coordinadora de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Paraguay COCIP, que en este 2015 iniciaron las actividades desde hoy martes 24 y se extenderá hasta 28 de febrero en la Casa Loyola de Cordillera.

Alrededor de 30 jóvenes (hombres y mujeres), integrantes de las organizaciones de la COCIP y de otras agrupaciones fraternas, forman parte de dicha escuela en donde las clases se desarrollan de manera presencial en 8 etapas de 5 días cada una. Se inició en el 2014 y se ampliará hasta el 2016.

Día de la Mujer Paraguaya

Esta fecha conmemorativa es celebrada desde el año 1974 en recordación a la primera “Asamblea de Mujeres Americanas”, realizada el 24 de febrero de 1867 en la plaza de Mayo de Asunción.
A ese encuentro asistieron mujeres de la capital y del interior del país para contribuir y ayudar en la Guerra de la Triple Alianza. En aquella ocasión, las recordadas juntaron sus joyas y alhajas para colaborar con la causa bélica.

Fue la historiadora Idalia Flores de Zarpa quien propuso establecer hace cuatro décadas el Día de la Mujer Paraguaya. Tuvo el acompañamiento de la entonces diputada radical Carmen Casco de Lara Castro al plantear la oficialización, y así fue decretado.

Escuche audio:

Pobladores de la comunidad indígena “Bajada Guazú”, ubicada alrededor de 25 kilómetros del distrito de Corpus Cristi, departamento de Canindeyú, denuncian que la propiedad que les pertenece , unas 2.917 hectáreas, con titulo legal, ahora está siendo invadida por una señora de nombre Julia Franco quien supuestamente es dueña de la propiedad.

Este pasado lunes 23 de febrero, se presentó en la comunidad el señor Eladio Velázquez, en representación de la citada señora, con el fin de realizar una mensura, sin ninguna documentación legal para el efecto. Ante esta situación los indígenas reaccionaron y no dejaron que el señor avance con su pretensión, re-teniéndolo. Denunciaron la invasión de su propiedad

La preocupación empezó el pasado 02 de febrero cuando personas extrañas ingresaron a sus propiedades y trazaron una línea que partió en dos la propiedad de los indígenas cuya extensión es 2.917 ha (titulada), donde habitan 84 familias. Hoy los nativos ya reaccionaron ante el nuevo atropello a sus propiedades. Labraron un acta donde dejaron sentadas todas las evidencias y denunciaron ante el INDI la invasión.

Esto según manifestaciones del docente indígena Juan Ramón Benítez quien dialogó sobre el tema con Juan José Morel de la Radio Comunitaria “Corpus Cristi”. Denunció la presentación de títulos falsos con el fin de hacerse con las tierras de los indígenas para luego venderlos a brasileños. El supuesto comprador sería un ciudadano de nombre Luis Rosa.

En tanto el señor Eladio Velázquez, dijo que fue hasta la propiedad de los indígenas con el fin de dialogar con el Cacique de la comunidad para la realización de una mensura. Consultado si contaba con los papeles y disposiciones judiciales para el efecto, el invasor reconoció que no tiene documentos que respalde sus pretensiones.

Escuche audio:

IMG-20150223-WA0010IMG-20150223-WA0004IMG-20150223-WA0009IMG-20150223-WA0013El profesor Rumildo Portillo, director de la Escuela “San Miguel”, de la localidad de Carmelo Peralta en el departamento del Alto Paraguay, en contacto con el Centro de Producción Radiofónica “Ñane Ñe’ê-Beto Centurión”, mencionó que al iniciarse las clases este 23 de febrero de febrero, a pesar de haber enviado sendas notas al intendente local Domingo Duarte Riveros para el arreglo y reparación del edificio, hasta el momento el momento no se iniciaron las obras.

Qué pasó de los fondos del FONACIDE, preguntó el docente al reiterar que la Municipalidad de Carmelo Peralta se desentiende de su responsabilidad y por ende tuvieron que iniciar las clases sin las debidas condiciones.

Mencionó que en el primer día de clases asistieron pocos alumnos a la Escuela debido al mal estado de los caminos rurales. Se encuentran en pésimas condiciones dificultando el transito y generalmente no tenemos ayuda de la Municipalidad, dijo el docente significando que las obras realizadas por el municipio local no funcionan. Citó el caso del comedor construido en la institución que sigue sin funcionar. Además el intendente de Carmelo Peralta no respondió a las notas presentadas por las autoridades de la escuela San Miguel.

Acá falta un arreglo general en los baños, el cielo raso con posibilidades de caer, las aberturas siguen sin repararse, dijo el profesor Portillo reiterando la pregunta de qué pasó con los fondos del FONACIDE para la reparación de las aulas.

Escuche audio:

10993079_1085201468162780_4535693480763638902_nAsí lo manifestó la abogada Mirian Cristaldo, representante legal de los campesinos desalojados del asentamiento Guahory, en el distrito de Tembiaporã, en el departamento de Caaguazú, realizada el pasado jueves 12 de febrero.

En declaraciones al Centro de Producción Radiofónica “Ñane Ñe’ê-Beto Centurión”, acusó al fiscal Alfidio González de realizar un procedimiento irregular al desalojar a paraguayos de tierras del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert). Se vive en Estado de Sitio en la zona a partir de la actuación fiscal, dijo al sostener que corresponde el enjuiciamiento del citado agente fiscal porque su actuación no se ajustó al procedimiento jurídico.

Se trató de manera infrahumana a los campesinos paraguayos, se los maltrató, robaron sus pertenencias, mataron sus animales domésticos, destruyeron sus chacras, escuelas y humildes ranchos. Se imputó a los labriegos, dejando en un estado de miedo y zozobra. Se vive en “estado de sitio”, dijo.

La propiedad en cuestión es el estado paraguayo, en proceso de legalización. Muchos de los ocupantes viven en la zona hace mas de 20 años, dijo la profesional.

 

Escuche audio: