Inicio noticias destacadas

Estudiantes paraguayos, que hayan concluido la Secundaria y deseen estudiar en Brasil, pueden inscribirse en la Selección de Estudiantes de la Universidad Federal de la Integración Latinoamericana (UNILA). Las inscripciones son gratuitas y se deben realizar hasta el 25 de junio, directamente en la página http://www.unila.edu.br. Actualmente, 427 paraguayos estudian en la universidad brasileña.

Ubicada en Foz de Iguazu, la UNILA ofrece 707 cupos en 29 carreras de grado para admisión en 2018. Los cupos de esta selección están destinados, exclusivamente, a estudiantes de nacionalidad y residencia de países de América Latina y el Caribe, excepto Brasil. Los seleccionados tendrán derecho a enseñanza gratuita a lo largo de sus estudios. La UNILA es una universidad pública federal y, por lo tanto, no cobra ningún tipo de mensualidad o tasa de matrícula.

Además de haber concluido los estudios secundarios, la Universidad exige que el candidato sea mayor de 18 años (hasta el 15 de febrero de 2018), tenga un rendimiento igual o superior al 60% en sus notas y no sea portador de cualquier tipo de visa para el Brasil. No es necesario tener ningún conocimiento del idioma portugués.

Como todo el proceso de selección es online, los estudiantes seleccionados sólo tendrán que viajar a Brasil en febrero de 2018, para realizar los procedimientos de matrícula e iniciar las clases.

Una universidad para latinoamericanos

La UNILA tiene la misión de ofrecer formación de profesionales con amplio conocimientos sobre la realidad del continente, para que puedan, en el futuro, proponer soluciones para los problemas encontrados en América Latina, en sus áreas de formación. Para eso, la alta casa de estudios ofrece cupos no sólo a brasileños, pero también a estudiantes de los demás países latinoamericanos. Actualmente, la Universidad cuenta con representantes de 20 países. “La UNILA adopta la multiculturalidad y la interdisciplinaridad como premisas básicas para el desarrollo de todas sus actividades, dentro y fuera de clases. Además, en la Universidad, los idiomas portugués y español hacen parte de la rutina de profesores y alumnos. Creemos que el bilingüismo es una herramienta clave para la integración cultural dentro de la comunidad académica”, explica el prorector de Relaciones Institucionales e Internacionales, Luis Evelio Garcia Azevedo.

Con la admisión de casi 300 nuevos alumnos extranjeros, la UNILA inició el primer semestre de 2017 con un total de 3575 estudiantes. De estos 1121 son de los países hispanos de América del Sur, Centroamérica, Caribe y América del Norte. Los países que más tuvieron alumnos matriculados este año fueron Paraguay (110 alumnos), Colombia (66), Perú (50), Argentina (23) y Chile (11). La novedad fue la llegada de los primeros representantes de Honduras, México y Nicaragua.

Carreras

Administración Pública y Políticas Públicas; Antropología – Diversidad Cultural Latinoamericana; Arquitectura y Urbanismo; Biotecnología; Ciencia Política y Sociología – Sociedad, Estado y Política en América Latina; Ciencias Biológicas – Ecología y Biodiversidad; Ciencias de la Naturaleza – Biología, Física y Química; Ciencias Económicas – Economía, Integración y Desarrollo; Cine y Audiovisual; Desarrollo Rural y Seguridad Alimentaria; Ingeniería Civil de Infraestructura; Ingeniería de Energías; Ingeniería Física; Ingeniería de Materiales; Ingeniería Química; Filosofía – Profesorado; Geografía – Profesorado; Geografía – Território Y Sociedad En América Latina; Historia – América Latina; História – Profesorado; Letras – Artes y Mediación Cultural; Letras – Español y Portugués como Lenguas Extranjeras; Matemática – Profesorado; Medicina; Música; Química – Profesorado; Relaciones Internacionales e Integración; Salud Colectiva; Servicio Social.

El concejal Ramón Ibarrola, presidente de la Junta Municipal de Villa Oliva, dijo que el pasado sábado 13 de mayo acudieron hasta la comunidad de “Zanjita” invitados por los pobladores a fin de interiorizarse de la situación en la zona. Hay una preocupación respecto a Puerto “La Victoria” considerando que es Patrimonio de la población de Zanjita, significó.

Esto ante la posibilidad que la empresa arrocera “Villa Oliva RICE” tome el lugar privando a toda una comunidad de un lugar histórico. El edil adelantó que la Junta Municipal emitirá una resolución por la cual se manifieste la defensa de los intereses de la comunidad de “Zanjita”, en particular el puerto “La Victoria”.

Con respecto a la denuncia formulada por la población referente a la canalización realizada por la empresa arrocera afectando al campo comunal el presidente de la Junta Municipal dijo que probablemente “Villa Oliva RICE” no cuente con el permiso correspondiente de la Municipalidad.

Vea vídeo: https://www.facebook.com/demoinfopy/videos/465346207141589/

Raúl Genes, presidente de la Asociación de Pescadores de Villa Oliva (Ñeembucú), dice que el Puerto “La Victoria” debe ser defendido por todas las fuerzas vivas de la comunidad de “Zanjita”. Los pescadores están decididos en movilizarse, ya no permitamos que los empresarios arroceros violen nuestros derechos, dijo el citado pescador durante la asamblea comunitaria desarrollada el pasado sábado 13 de mayo.

Vea vídeo:  https://www.facebook.com/demoinfopy/videos/465327983810078/

El señor Hugo Espínola, poblador de Zanjita en el distrito de Villa Oliva hacia el norte del Ñeembucu, en delcaraciones al Centro de Producción Radiofónica “Ñane Ñe’ê-Beto Centurión”  indicó que la situación con la empresa arrocera “Villa Oliva RICE” data de hace tres años cuando se instaló en la zona, principalmente los brasileños.

Esta firma atropella con todo a la gente ocasionando perjuicios a toda la comunidad, dijo. Entre los daños provocados menciona el taponamiento de un cauce hídrico, fumigación vía área afectando a pequeños ganaderos y pequeños agricultores. Además deja sin agua potable a la población.  Dijeron que iban a desarrollar la zona pero finalmente están dejando a la ruina a la gente de Zanjita, puntualizó

Vea vídeo: https://www.facebook.com/demoinfopy/videos/465295453813331/

Reunión comunitario en "Zanjita/Villa Oliva"

Reunión comunitario en “Zanjita/Villa Oliva”

Pobladores de la comunidad de Zanjita, distante a unos 7 kilómetros de Villa Oliva hacia el norte del departamento de Ñeembucú, el pasado sábado 13 de mayo realizaron una asamblea popular al costado del Rio Paraguay en el lugar denominado “Puerto La Victoria”.

La población (conformada aproximadamente de 450 personas) está sumamente preocupada ante la posibilidad de desaparición de dicho puerto considerado un patrimonio comunitario.

Denuncian a la arrocera “Villa Oliva RICE” de provocar innumerables perjuicios en la zona como la inundación de un campo comunal, canalización irregular ocasionando daños ambientales, falta de agua potable a la comunidad y ahora dicha empresa pretende apropiarse del puerto. Estas acciones afectan gravemente a pequeños ganaderos, pescadores, aseguran los presentes. Durante el encuentro los participantes denunciaron además que permanentemente reciben amenazas por parte de representantes de la mencionada empresa arrocera.

El lugar donde está asentado “Puerto La victoria” antiguamente estaba a cargo de un señor de nombre Alfredo Renfeld. Los antiguos pobladores aseguran se trata de un terreno fiscal.

Conforme al resultado del encuentro comunitario la gente de “Zanjita” está decido en luchar para que el lugar sea declarado “Área Protegida”. Durante la reunión estuvieron presentes los concejales Ramón Ibarrola (Pte de la Junta Municipal), Ariel Correa, William Ruiz Díaz, y Wilson Alviso, todos de la ANR, quienes se comprometieron impulsar una ordenanza a fin de precautelar los intereses de la comunidad ante los daños ocasionados por los empresarios arroceros. Según informaciones “Villa Oliva RICE” dispone de una licencia ambiental para explotar 12 mil hectáreas aunque en el lugar existen más de 16 mil hectáreas de tierras.

En esta semana reiteran la denuncia ante la Fiscalía.

En la reunión igualmente estuvo presente el señor Pablino Cáceres de la “Unión de Organizaciones y Ciudadanos de Ñeembucú” UOCÑ quien comprometió el acompañamiento de dicha organización en la defensa del medio ambiente.

En tanto BASE IS, está formulando una investigación sobre el impacto ocasionado por la arrocera contra los intereses de la comunidad de acuerdo a las manifestaciones del abogado Abel Areco quien representó a dicha ONG al momento del encuentro comunitario. No es la primera vez que BASE IS se reúne con integrantes de la comunidad.

 

 

Pobladores de Ñeembucú asocian afecciones a la salud de sus familias con los trabajos de Villa Oliva Rice.

Asunción, 5 de mayo de 2017 (BASE IS) Residentes de las comunidades aledañas a Villa Oliva asocian la muerte de ciervos del pantano, carpinchos, peces y consecuencias en la salud de pobladores con las actividades de la empresa.

La misma explota unas 6 mil hectáreas de arroz en la comunidad de Zanjita, Villa Oliva, zona Sur del departamento de Ñeembucú, a 120 kilómetros de la capital paraguaya sobre las costas del río Paraguay.

La firma empezó sus trabajos en el lugar hace dos años aproximadamente y proyecta abarcar inmediatamente unas 12 mil hectáreas de producción.

Raúl Genes, presidente de la Asociación de Pescadores de Villa Oliva, es una de las personas que participa desde entonces de las reuniones de las comunidades vecinas que organizan debates sobre las implicancias de tener una producción extensiva y mecanizada en el vecindario.

“Nos preocupa que mueran peces, el río es como nuestra chacra”, explica, en relación a la posible contaminación de la fauna del río, lo que tendría desastrosas consecuencias para alguien que sostiene su hogar con los frutos de esas aguas.

Esta preocupación se extiende sobre otros sectores económicos locales como pequeños agricultores, ganaderos, ambientalistas y algunas autoridades comprometidas con su gente.

El conflicto entró a la casa de los Genes también a través de una afección respiratoria en su hija de nueve años. Inició dos años atrás, cuenta, luego de una fumigación seguida de quema de vegetación por la arrocera, luego de eso su hija -de entonces apenas siete años- empezó a registrar problemas respiratorios, agitación y tos seca.

Hoy este problema de salud se agudizó cobrando forma aparente de un asma aguda, que impide que la niña tenga clases de educación física en la escuela, haga deportes o corra siquiera 10 minutos, porque “si no le socorrés y no toma su medicamento, se muere”.

En su momento Genes documentó la situación con un diagnóstico médico y un acta en el Juzgado de Paz de Villa Oliva.
Existen muchos más vecinos y vecinas con problemas de salud luego de aquella gran quemazón, que asfixió a todo el pueblo, sólo que por miedo nadie dice nada, asegura.

Dice que las fumigaciones se realizan de forma aérea cada uno o dos meses y que no tienen nada contra la empresa, pero que no están de acuerdo con sus fumigaciones.

En el proceso de debate y participación sobre el el futuro de las comunidades, Genes dice que cada vez hay más gente concientizada.

FOTO: Secretaría del Medio Ambiente