Inicio Salud

Escuche audio:pobrezaFamilia en extrema pobreza precisa de ayuda solidaria en San Rafael del Paraná

En una pequeña localidad del Distrito de San Rafael del Paraná del departamento de Itapúa, una humilde familia que día a día lucha incansablemente para sacar a sus hijos adelante, precisa de ayuda solidaria. Se trata de la familia del señor Pedro Robledo quien junto a esposa son padres de 9 hijos, de los cuáles 3 sufren de una extraña discapacidad aunque constantemente son llevadas al Hospital para su atención. Los médicos no han encontrado la cura para este mal que los tiene atrapados todo el día ya que sus hijas necesitan de extremo cuidado. Ignacia tiene 26 años, y hace 24 años que se encuentra en esta situación tan difícil, sin encontrar una efectiva solución ni el tratamiento correcto para poder mejorar su estado de salud.

Para colaborar con esta familia en situación extrema puede llamar a estos números telefónicos: 0986768807/0985431695/0985126559

Reporte de Zully Orrego, comunicadora de San Rafael del Paraná

 

Vea Video:

Escuche audio: El doctor Daniel Gómez, único medico de Puerto Pinazco, del departamento de Presidente Hayes, en diálogo con el comunicador Alcides Manena de la comunidad de Puerto Casado, indicó que en el centro asistencial donde funciona la Unidad de Salud Familiar, no cuentan con las herramientas necesarias para prestar una mejor atención al público. El profesional cuenta con rubro del Ministerio de Salud Pública pero no es suficiente. Se está gestionando para ampliar los servicios, dijo.

Vale mencionar el citado médico la semana trasladó a una parturienta en una embarcación y por el camino, antes de llegar al Hospital de Concepción, la mamá dio a luz en la lancha.

Escuche audio: Así manifestó Victoria Peralta, de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social y Salud Colectiva, ALAMES, capitulo Paraguay, quien junto con otros movimientos y gremios de la salud emitieron un pronunciamiento ante los graves acontecimientos que comprometen la salud y la vida en Paraguay. Ayer jueves 16 de febrero realizaron además acciones en el Hospital de Clinicas y frente al Ministerio de Salud.

Peralta criticó al gobierno nacional ante la pésima atención en los centros asistenciales donde la gente acude en masa pero no recibe la atención necesaria. No se cuenta con medicamentos, insumos, incluso ante la desesperación, muchas personas se quitan la vida, dijo.

 Indignación ante la pésima situación de la salud en Paraguay

Gremios y movimientos de la Salud emitieron un comunicado a la ciudadanía ante los graves acontecimientos que comprometen la salud y la vida en Paraguay, en el documento expresan su profunda indignación.

“Ante la instalación de un gobierno autoritario en nuestro país los Derechos Humanos van perdiendo progresivamente su vigencia de la mano del presidente Cartes que restablece el neoliberalismo en el Paraguay transformando los Derechos fundamentales como la salud en una mercancía que se compra y se vende en el mercado”, dice textualmente en una parte el pronunciamiento.

Además denuncian el desmantelamiento intencional del sistema público de salud por la vía del desabastecimiento, la precarización laboral de los trabajadores de la salud, el abandono de los hospitales y centros de atención y la falta de presupuesto para el cumplimiento de su función social.

A continuación el texto completo di dicho pronunciamiento:

Comunicado a la ciudadanía ante los graves acontecimientos que comprometen la salud y la vida

El Movimiento Nacional por el Derecho a la Salud, la Asociación Latinoamericana de Medicina Social y Salud Colectiva, ALAMES, capitulo Paraguay, el Sindicato Nacional Autentico de docente del instituto Dr. Andrés Barbero, SINADIAB y la Asociación Paraguaya de Enfermería, APE, expresamos nuestra profunda indignación por la situación actual de la Salud en nuestro país por lo que manifestamos lo siguiente:

La vida es el bien más preciado y un Derecho indiscutible para toda la especie humana, y la salud es una condición necesaria para una vida en plenitud, que permita realizarnos como seres humanos y como sociedad. Todo derecho humano es irrenunciable.

Las Salud es un Derecho Humano y nuestra Constitución Nacional lo afirma, el Estado Paraguayo lo ha ratificado en numerosos convenios y tratados internacionales comprometiéndose a garantizar el cumplimiento del Derecho a la Vida y la Salud.

Ante la instalación de un gobierno autoritario en nuestro país los Derechos Humanos van perdiendo progresivamente su vigencia de la mano del presidente Cartes que restablece el neoliberalismo en el Paraguay transformando los Derechos fundamentales como la salud en una mercancía que se compra y se vende en el mercado.

Presenciamos un oscuro momento de retrocesos en las conquistadas de libertades en los últimos años, la perversión de la justica y las instituciones, y el avasallamiento de los derechos laborales de los trabajadores de salud.

Denunciamos la persecución y el hostigamiento que sufren los trabajadores de la salud que ponen en evidencia el abandono que sufren los sectores más carenciados, las prácticas corruptas en el estado y la precaria situación de los trabajadores, el despido masivo, e incluso de mujeres embarazadas, y enfermas, un ejemplo de ello, es la descontratación del Dr. Raúl Morel médico de la Unidad de Salud de la Familia de La Patria, Mcal. Estigarribia y su compañera Liz Carolina Galeano que estando en tratamiento por enfermedad ha sido desvinculada laboralmente.

La muerte por suicidio de 9 enfermeras/os en el 2016, son una muestra desgarradora del trabajo que enferma, destruye y socaba la ganas de vivir de los trabajadores, al punto de perder todo entusiasmo por la vida.

Hace apenas unos días asistimos a un suceso que escandalizaría a cualquier gobierno que se jacte de ético y sostenga como valor supremo la vida de todos quienes habitan este país. Un hombre a quien se le agotaron los recursos económicos para atender su salud y la de su familia apela al suicidio. El hecho de que una persona renuncie a la vida en la misma institución hospitalaria, en un acto desesperado por la falta de protección de sus derechos fundamentales, por el abandono inmisericorde ante su sufrimiento, por la impotencia para enfrentase a tamaña crueldad, es un grito desesperado que debería sacudir en primer lugar a las autoridades nacionales y especialmente sanitarias .

Tomamos como nuestro este grito desesperado y denunciamos enérgicamente la insensibilidad de este gobierno ante las necesidades y el dolor de la gente, a quienes condena a mendigar por la atención a la salud, por el acceso a los medicamentos, a los estudios de diagnóstico y hasta por el cajón de sus muertos.

Denunciamos el desmantelamiento intencional del sistema público de salud por la vía del desabastecimiento, la precarización laboral de los trabajadores de la salud, el abandono de los hospitales y centros de atención y la falta de presupuesto para el cumplimiento de su función social.

Denunciamos la desasistencia programada del sistema de salud como parte de un plan de privatización de los servicios públicos de salud, fiel al plan neoliberal del gobierno de conducir el país como una empresa, con el falso argumento de que es insostenible un sistema público gratuito, universal, equitativo e integral desde el presupuesto del estado.

Denunciamos la reinstalación de la partidización de los servicios de salud que ha vuelto a imponer el clientelismo, el tráfico de influencias, el padrinazgo y el prebendarismo que mantiene secuestrada la voluntad y la libertada de las personas.

Estamos asistiendo a un estado de terror que nos conduce a la pérdida de horizonte y de la dignidad misma, a la renuncia de nuestros proyectos de vida vencidos por el dolor y el abandono, esto es terrorismo de estado de baja intensidad pero igualmente letal.

Responsabilizamos al Presidente de la República y al Ministro de Salud por los graves atropellos a la vida, la dignidad y la integridad de las personas y los acusamos de ser promotores de una cultura de la muerte y de la esperanza de nuestro pueblo…

LA SALUD ES UN DERECHO NO SE COMPRA, NO SE VENDE, NO SE MENDIGA.

 

Para contactos: Victoria Peralta (0983) 364 842

Escuche audio:Bernardino Alegre, de la Radio La Voz del Norte, ubicada en la Colonia Naranjito, distrito de General Resquín del departamento de San Pedro, en contacto con el Centro de Producción Radiofónica “Ñane Ñe’ê-Beto Centurión” DEMOINFO Py, dijo que en la comunidad se conformó una comisión en defensa de las instituciones públicas integradas por las fuerzas vivas de la zona.

El tema surgió como consecuencia de la falta de rubros para cubrir gastos en el Puesto de Salud Local. El Consejo de Salud anunció que no seguirá contando con profesionales para la atención al público arguyendo falta de recursos. El radialista menciona además que en el Puesto de Salud se carecen de insumos y medicamentos, hechos sumamente preocupantes para la comunidad.

Escuche audio:
Pobladores de la comunidad Narajito, distrito de General Resquin del departamento de San Pedro realizaron, ayer martes 06 de setiembre, un encuentro popular para debatir sobre la realidad en materia de salud. La injerencia partidaria perjudica en la atención ciudadana fue la voz unánime de la gente y pidieron que la señora Feliciana Saldivar, despedida arbitrariamente por las autoridades locales, nuevamente sea contratada incluso nombrada como funcionaria activa del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Gracias a la presión ciudadana la mencionada señora será repuesta en su lugar de trabajo, no se aceptó y se rechazó categóricamente la injerencia partidaria, según el informe de Virginio Vera de la radio “La Voz del Norte”.

El doctor Julio Villamayor, médico del Puesto de Salud, dirigiéndose a la gente destacó la labor de la señora Feliciana Saldivar, que no hay ninguna queja contra ella. Además dijo que no cuentan con la infraestructura necesaria para la atención médica, muchas veces carecen de medicamentos y se suele recurrir a ferias y rifas para introducir algunas mejoras.

En tanto la Licenciada Adela Avalos, denunció que el Puesto de Salud de Naranjito se encuentra en una situación desastrosa. Los funcionarios gestionan y ponen en conocimiento de las autoridades locales y nacionales del estado deplorable pero estas nunca acuden para mejorar o reparar el centro asistencial.

Dios quiera no se derrumbe, creo las autoridades esperan ese momento para actuar, no contamos con sillas y cuando llueve los pacientes se mojan porque el techo chorrea, dijo entre otras cosas la mujer.

El Puesto de Salud de Naranjito debe atender a 21 comunidades con más de 4 mil habitantes. Cuando necesitan enviar pacientes al Hospital de Santa Rosa del Aguaray, los trabajadores hacen la famosa “vaquita” para el combustible del móvil de la patrullera policial, no disponen de ambulancia. Son personas muy humildes con escasísimos recursos económicos quienes acuden al Puesto de Salud.

Vale recordar que la semana pasada la población de la colonia Naranjito, San Vicente, Piray, Kamba Rembe y Estrellita salió a la calle a manifestarse para exigir el asfaltado de unos 100 kilómetros del tramo vial y la reparación del puente sobre el río Jejuí que está por caerse.