Inicio Vivienda y Hábitat

La Cámara Paraguaya de la Industria Cerámica CPIC comunicado mediante denuncia que la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) no cumple su palabra en que las viviendas de RC4 estarían culminadas para Navidad y para eso dejaron de lado materiales cerámicos  porque supuestamente buscaban métodos constructivos más rápidos. En tanto ahora se anuncia que las viviendas sociales recién estarían concluyéndose en marzo del próximo año.

Los industriales ceramistas desaprueban la actuación de la ministra de la SENAVITAT Soledad Núñez. Han dejado los materiales de mejor calidad y precio de lado, destruyendo la industria y el empleo nacional, en nombre de una velocidad que no es tal, afirman. Además aseguran que más de 472 trabajadores /año quedaron sin empleo por causas de los trabajos prefabricados.

“Si tomamos el valor mínimo, y considerando que según nuestros estudios técnicos, cada 1000 viviendas prefabricadas deja sin empleo en forma directa a 185 trabajadores durante todo un año, perdieron empleo con esta política de SENAVITAT (2551÷1000×185 =) 472 trabajadores, es decir, 472 familias perdieron su sustento durante todo un año”, dice textualmente en una parte el comunicado.

A continuación el texto completo

 

Comunicado de la Cámara Paraguaya de la Industria Cerámica (CPIC)

La SENAVITAT no cumple su palabra: viviendas de RC4 no estarán en Navidad, mientras materiales cerámicos fueron dejados de lado supuestamente por la velocidad de la obra.

SENAVITAT afirmaba que se dejaron de lado los materiales cerámicos porque estaban buscando métodos constructivos más rápidos, para entregar viviendas sociales en Navidad.

Ahora es el momento en que anuncian, que las obras de RC4 (B° San Francisco) concluirían recién en marzo. Independientemente de las razones, han dejado los materiales de mejor calidad y precio de lado, destruyendo la industria y el empleo nacional, en nombre de una velocidad que no es tal.

Por ello, desde la Cámara Paraguaya de la Industria Cerámica, expresamos nuestra profunda desaprobación a la actuación de la Ministra de la Secretaría Nacional del Hábitat y la Vivienda, Soledad Núñez.

Más de 472 trabajadores/año quedaron sin empleo por prefabricados

Si bien no se tiene estadísticas sobre el total de viviendas sociales proyectadas por la actual administración de SENAVITAT, con relación a las viviendas licitadas a través del portal de contrataciones públicas, más del 20% de las viviendas se realizan con materiales prefabricados.

Esto contradice las declaraciones de la Ministra Soledad Nuñez, quien afirmó que no más del 10% de los proyectos de viviendas de SENAVITAT se realizan con materiales prefabricados (ver http://www.abc.com.py/edicion-impresa/economia/senavitat-dice-que-cifras-son-reales-y-que-terminaran-20000-viviendas-1513574.html).

Esto se evidencia con el estudio realizado por la Cámara (ver adjunto) de todas las licitaciones realizadas por la SENAVITAT desde el año 2013, en un total de 20 llamados, donde se pudo constatar que, descontando los llamados declarados desiertos, entre el 22 y 26% fueron con materiales prefabricados. Cabe resaltar que en el año 2013 no se realizó ninguna licitación para construcciones nuevas.

Esto significa que de 9.865 a 12.498 viviendas licitadas y que no se declararon desiertas (el rango de valores es debido a que los contratos abiertos establecen un mínimo y máximo de viviendas a ser construidas), de 2.551 a 2.711 fueron con materiales prefabricados.

Si tomamos el valor mínimo, y considerando que según nuestros estudios técnicos, cada 1000 viviendas prefabricadas deja sin empleo en forma directa a 185 trabajadores durante todo un año, perdieron empleo con esta política de SENAVITAT (2551÷1000×185 =) 472 trabajadores, es decir, 472 familias perdieron su sustento durante todo un año.

Prefabricados: Dudosa calidad, durabilidad, y alto precio.

Además, los materiales prefabricados son de dudosa calidad, durabilidad e inocuidad, siendo los materiales cerámicos los preferidos por la gente, adecuados a nuestro clima y a nuestras costumbres, además de tener un precio menor.

Exigimos que SENAVITAT deje de destruir la industria y el empleo nacional, e implemente junto al Ministro de Hacienda, políticas de reactivación económica, utilizando a la construcción como principal dinamizador, por su capacidad de generar una enorme cantidad de empleo no calificado, además del calificado y profesional.

Exigimos que se cumpla lo que dice la Constitución Nacional (Preferencia al trabajador nacional, Art. 87°) y a la Ley del Presupuesto, que establece el uso de materiales nacionales en las construcciones públicas.

Queremos para cada familia que habita este suelo, una #CasaParaTodaLaVida. Por eso decimos #MiCasaSoloCerámica

 

Para consultas o entrevistas:

Presidente: Lic. Ricardo Maluff, Presidente 0981406401

Secretaria: Ing. Soledad Pereira 0981967899

Tesorero: Ing. César Ayala 0971210455

Bañadenses- movilización La Coordinadora Comunitaria del Bañado Tacumbú (COBAT) organizó una gran movilización ayer  lunes 19 de diciembre, sobre la calle Maestro Ursicino Velazco del Bañado Tacumbú. En la oportunidad, las familias expusieron sus reclamos pacíficamente para que las autoridades oigan sus voces y no las despojen de sus tierras.

Entre los pedidos principales se encuentran el pedido de una urgente consulta comunitaria para que las familias tengan derecho a decidir sobre sus casas y su barrio; el rechazo al relleno, ya que existe otra solución a la inundación y no a la demolición de sus viviendas, árboles y jardines.

Además, urgen la construcción de una defensa costera y el mejoramiento de sus actuales viviendas. También solicitan la construcción de viviendas dignas, en los casos de familias con que cuentan con casas muy precarias.

Los bañadenses del sur no quieren la destrucción de su barrio y sus espacios comunitarios y sociales y están en contra del negociado y el lucro privado que buscan hacer con sus tierras.

La actividad fue  apoyada por la Coordinadora General de Organizaciones Sociales y Comunitarias de los Bañados (COBAÑADOS).

¡POR SOLUCIONES REALES MÁS BARATAS Y RESPETUOSAS DE SUS DERECHOS HUMANOS!

Para más información:

-              Alcides Barrios: (0981) 841 909

Manifiesto del 1° Foro por el Derecho a la Tierra y el Derecho a la Ciudad

Las organizaciones aglutinadas en torno a la realización del Primer Foro por el Derecho a la Tierra y a la Ciudad, manifestamos cuanto sigue:

Mientras que el acceso a la vivienda digna es un Derecho Humano indispensable para el desarrollo de la población, el Gobierno paraguayo tiene una clara política de expulsión de la ciudadanía tanto del campo como de territorios urbanos. Nuestra soberanía territorial está puesta a disposición de corporaciones capitalistas cuyo único fin es el lucro sin importar que el costo sea la destrucción de comunidades enteras.

El Estado tiene la obligación y el deber de garantizar el derecho a la tierra y a la vivienda adecuada según la cultura de cada región o zona. Los programas sociales deben ajustarse a la cosmovisión de las poblaciones, tanto indígenas, como campesinas y urbanas, sin pretender la imposición de modelos homogéneos que no se condicen con las formas de vida local y tradicional.

Bañados

Hasta hace poco, el debate de la lucha por la tierra giraba solo en torno al campo; hoy el nuevo territorio en disputa es la ciudad. Hace algunas décadas, miles de campesinos se asentaron en la rivera del río Paraguay, llegaron tras sufrir una primera expulsión territorial del campo y construyeron sin apoyo estatal los barrios hoy conocidos como Bañados. Ahora, tras haber consolidado sus territorios, están en proceso de una segunda expulsión en nombre de un supuesto desarrollo, un “progreso” que en realidad responde a un deshumanizado proyecto neoliberal.

La alternativa que ofrece el Gobierno a los expulsados en algunos casos es la reubicación en zonas completamente alejadas de las viviendas originales, dificultando entre otras cosas el acceso al trabajo. Además las viviendas son tan pequeñas que la oferta se reduce al hacinamiento, y los servicios básicos como luz, agua, escuelas y centros de salud están en pésimas condiciones o son inexistentes.

La construcción de casas prefabricadas de baja calidad demuestra que ni siquiera hay interés por generar fuentes de trabajo ni de dinamizar la economía; por otro lado, la utilización de materiales de dudosa efectividad demuestra que éstas no son más que respuestas asistencialistas que para nada apuntan a solucionar el problema de fondo.

Población trabajadora de ingresos medios

Además de la población en pobreza extrema, la que tiene ingresos medios también está siendo permanentemente acosada por la especulación inmobiliaria. La construcción de la Costanera sirvió de excusa para aumentar impuestos y para que el negocio inmobiliario dispare los costos de los alquileres condicionando a la población a vivir en constante desplazamiento interno y en muchos casos a verse forzada a abandonar la ciudad. No existe una legislación que proteja de la especulación inmobiliaria.

Guahory

En Paraguay, el 2 % de la población es dueña de más del 85 % de la tierra cultivable; sin embargo, la lucha del campesinado por la reforma agraria es sistemáticamente atacada. En lugar de contar con proyectos de desarrollo industrial sustentable o de infraestructuras viales o de servicios públicos, la mayor presencia del Estado se da a través de la violencia policial. El caso de Guahory es un fiel ejemplo, en dos años, el asentamiento pasó por dos desalojos, el del 15 de septiembre último fue el más brutal, con 1.200 policías y lo peor, comandados por un brasilero.

Políticas excluyentes

Las escasas políticas públicas y legislación en torno a la vivienda discriminan a la hora de ser aplicadas. Son además excluyentes en el sentido de que dejan sin posibilidad de acceso a las personas con opciones e identidades sexuales diferentes: lesbianas, gays, trans y bisexuales adolecen de la falta de oportunidades de subsidios o préstamos y ni tienen derecho siquiera a heredar las propiedades de sus parejas por no estar reconocidas legalmente en el núcleo familiar. Así también, las personas solteras y otras diversidades que no encajan en el tipo de familia hetero-patriarcal, tampoco tienen estas alternativas.

El Estado no ofrece, además, oportunidades de vivienda a la niñez y juventud trabajadoras en general, los trabajadores informales y la mayoría de políticas de vivienda está enfocada a los hombres, desconociendo a las mujeres que son cabeza de hogar y a las madres solteras.

Rechazamos firmemente la idea de que los pobres no tenemos derecho a habitar la ciudad y exigimos que las políticas de vivienda se elaboren con plena participación de todos los sectores populares: mujeres, niñez trabajadora, jóvenes, personas LGTBI, indígenas y campesinos expulsados del campo; para que las propuestas respondan a nuestras necesidades reales y diversas, ya que una vivienda digna no es solo un techo con paredes, también debe ser de calidad, garantizando el derecho al trabajo y servicios básicos como el transporte público.

Trabajadores

Entendemos que la clase trabajadora es la más perseguida por este Gobierno. Las condiciones precarias de trabajo, de explotación y persecución de las distintas formas de organización, son solo algunas de las estrategias para seguir con la opresión al trabajador. También el sistema capitalista ha creado modos y medios para negar y excluir al trabajador del derecho a vivir en la ciudad, acceder a la tierra, vivir en mejores condiciones de vida.

Cooperativas de Vivienda

Este Gobierno ha hecho de la burocracia un instrumento poderoso de opresión, persecución y debilitamiento de una forma alternativa e innovadora de acceder al derecho de la tierra, el territorio, la vivienda y al hábitat dignos, y al desarrollo social, como resultan ser las Cooperativas de Vivienda de Usuarios por Ayuda Mutua. Exigimos a la Ministra Soledad Núñez poner mayor voluntad política para mejorar las condiciones de acceso a este Derecho Fundamental que de por sí está expresado, por un lado, en la Constitución Nacional, y por el otro, en la Ley 2329/03. Creemos que los problemas se suscitan en el seno de la Senavitat por ser este un modelo que genera cambio social, pues llevamos a la práctica principios de lucha, como lo son la participación y la organización, la autogestión, la ayuda mutua, y fundamentalmente, la condición jurídica de la tierra que es la propiedad colectiva.

La reforma agraria en el campo significará un impacto en la política habitacional también en las ciudades como un efecto natural.

¡La tierra y la vivienda son un derecho, no una mercancía!

Asunción, 17 de diciembre de 2016

FIRMAN:

- Central de Cooperativas de Vivienda Por Ayuda Mutua (CCVAMP)

- Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri

- Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte (FADA-UNA)

- Instituto de Trabajo Social (ITS-UNA)

Escuche panel completo: 

Se realizó el Primer Foro por el Derecho a la Tierra y a la Ciudad organizado por la Central de Cooperativas de Viviendas por Ayudad Mutua del Paraguay CCVAMP, La Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas CONAMURI, Facultad de Arquitectura y Arte FADA y el Instituto de Trabajo Social de la UNA.

La dinámica del evento se basó en un panel debate  seguidos de tres conversatorios sobre la tierra y a la ciudad.

En el panel central realizado en el auditorio de la Facultad de Arquitectura, diseñor y Arte, participaron Fernando Zerboni  del Uruguay quien habló sobre el uso del suelo y la vivienda; también expuso Mercedes Canese con el tema “Lucha por la tierra en la ciudad” y finalmente la ministra de la SENAVITAT quien abordó sobre la política pública de Vivienda y Hábitat actual en el Paraguay. Con la coordinación Violeta Prieto (FADA-UNA)

En los conversatorios se debatieron sobre “La propiedad colectiva como alternativa a la tenencia de la tierra”; “Experiencias de Lucha por la Tierra en el Campo y en la Ciudad”; “Ejercicio pleno de Ciudadanía”; y “Trabajadoras y trabajadores y el Derecho a vivir en la ciudad”.

Escuche audio:
Organizaciones sociales, movimientos populares y comunidad académica invitan a la ciudadanía en general a construir una agenda ciudadana en defensa del derecho a la vivienda y hábitat dignos en el campo y la ciudad.

Para el efecto se realiza el Primer Foro sobre Derecho a la Tierra y a la Ciudad organizado por la Central de Cooperativas de Viviendas por Ayuda Mutua del Paraguay CCVAMP, la organización de Mujeres Campesinas e Indígenas CONAMURI, Facultad de Arquitectura y Arte FADA y el Instituto de Trabajo Social de la UNA.

Tendrá lugar los días 16 y 17 de diciembre desde las 8 hasta las 18 horas, en el Campus de la Universidad Nacional (UNA), de San Lorenzo, y en la céntrica Plaza O’Leary, de Asunción.

En la ocasión se compartirán paneles, mesas temáticas de análisis y debate sobre la producción social del hábitat, uso social del suelo y la vivienda, la lucha por la tierra en el campo y la ciudad, entre otros temas.

Pablo González, titular de la CCVAMP, dijo que el objetivo establecer un espacio de discusión y de reflexión sobre el derecho a la tierra y a la ciudad. Para el sector la ciudad es producto de las relaciones sociales, de las luchas e interacciones sociales. Actualmente en la ciudad la inclusión de la ciudadanía se piensa desde la construcción, desde los edificios y no desde la gente, indicó.

Para acceder al programa estimativo del Foro haga clic en el siguiente enlace: programa_estimativo

La Central de Cooperativas de Viviendas por Ayuda Mutua CCVAMP apuesta al fortalecimiento del movimiento de cooperativas de vivienda por ayuda mutua a través de la capacitación y ese firme obejtivo impulsó el 3er. módulo de su escuela de formación política para dirigentes.

El encuentro se realizó el pasaado fin de semana en Paraguarí, con un clima ideal para el aprendizaje. Los participantes profundizaron en los principios que sostienen el modelo; ayuda mutua, propiedad colectiva, autogestión y participación democrática. Se contó nuevamente con el aporte pedagógico de Pablo Caballero, secretario general de FUCVAM.

Josefa Vazquez, de la cooperativa COVITAVA, participó por primera vez de la escuela. “Es un espacio en el que vamos adquiriendo más información y experiencias para poder transmitirlas a los demás compañeros y compañeras”, dijo.

Gloria Pereira, activa participante de la escuela, destacó como fundamental la puesta en práctica de los valores del cooperativismo de vivienda. “La convicción que tengamos es la clave para afrontar las dificultades que se nos presentan”.

Niños y niñas también son protagonistas del proceso. Junto a Ida Ingmansson, voluntaria sueca de We Effect, comenzaron a idear actividades para hacer de sus barrios lugares cada vez mas amigables con la niñez.

Fuente: https://www.facebook.com/ccvamp.paraguay/