Inicio 2014 "Año Internacional de la Agricultura Familiar Campesina" Conquista de la agricultura campesina: Yerba Mate “Ñande Ka’a Teeté”

Conquista de la agricultura campesina: Yerba Mate “Ñande Ka’a Teeté”

Escuche audio: 

Trabajo industrial para la yerba mate "Ñande Ka'a Teete"

Trabajo industrial para la yerba mate “Ñande Ka’a Teete”

El 17 de agosto tuvo lugar en el asentamiento Ñu Pyahu, distrito de Tava’i, la inauguración de la fábrica yerbatera que elabora “Ñande Ka’a Teeté”, “producto del proceso de la construcción del asentamiento, en alianza con instituciones fraternas para concretar parte del modelo de Reforma Agraria a partir de la toma de la tierra”, al decir de Ramón Giménez, dirigente zonal de la Organización de Lucha por la Tierra (OLT) que apoya este emprendimiento de la economía campesina.

Giménez, en diálogo con DEMOINFO Py, se refirió al significado que tiene este espacio para la agricultura en pequeña escala que viene siendo practicada por las familias del asentamiento: “Entendemos que la elaboración de la yerba “Ñande Ka’a Teeté” no significa todavía la salida del problema del campesino en nuestra región, sino una parte que sirve para que las familias tengan ingresos y asegurar así su autoabastecimiento”. El distrito de Tava’i, ubicado en uno de los departamentos más empobrecidos del país, como es Caazapá, no cuenta siquiera con caminos adecuados para el traslado de los productos al mercado y en ese sentido, trabajar en el rubro de la yerba mate permite a las familias sustentarlas económicamente.

“Como OLT entendemos que esta es una propuesta a la construcción de un modelo de economía solidaria y popular para juntar una pequeña contribución que sustente la lucha futura de los compañeros”, explicó el dirigente.

Refirió que el encuentro de apertura del espacio de trabajo sirvió también para recordar a los compañeros y compañeras que hasta la semana pasada se encontraban en Asunción en reclamo de justas demandas al gobierno nacional, como es el seguro agrícola y la ley de agricultura familiar campesina, entre otras reivindicaciones que los tuvo en la plaza de Armas por 40 días.

Contar hoy con la yerba “Ñande Ka’a Teeté”, producto elaborado con técnicas artesanales y resultado de un proceso de construcción con cimientos en la lucha por la tierra, significa para el entrevista “primero, la inclusión del campesinado paraguayo en el proceso de cadena de valores que profundice la producción para no depender más de los intermediarios y de un patrón que se queda con todo el valor de la comercialización y la industrialización (…) Por otro lado, en este momento el campesinado paraguayo en su comunidad y territorio está amenazado, excluido ,asfixiado por los grandes terratenientes y productores narco-sojeros, no tenemos posibilidad de respaldo para vivir en nuestra comunidad; la importancia de la elaboración de la yerba mate nos va a permitir resistir y volver a querer a nuestra comunidad y territorio para defenderlo; a la vez va a financiar la lucha posterior a favor de nuestros hermanos campesinos”.

La construcción de un mercado alternativo tiene desde la experiencia de los asentados tres etapas, mencionó Giménez: “Saber hacer alianza entre hermanos y entre los pueblos, acuerdos con instituciones como la Asociación de Misiones, la de Jasy Kañy (Canindeyú), la de Capiibary (San Pedro), con la OCN (Organización Campesina del Norte), con la Asociación de Pilar (Ñeembucú), la Asociación de Feriantes de Ciudad del Este (Alto Paraná), son una parte tipo alianza de los pueblos para distribuir el producto. Segundo, la construcción de un sistema de redes que permita proteger a los compañeros productores y por el que se asuma como un compromiso el consumo de la yerba mate. Tercero la construcción de un sistema de comercialización entre productores y productoras de nuestra asociación, quienes tienen que traer su yerba mate y tienen que estar convencidos de que tienen que consumir su propia yerba, por un sistema de comercialización para instalar el consumo de la yerba mate, de ahí la importancia de la que el proceso de industrialización esté controlado y dirigido por los propios productores y productoras”.

Por último, mencionó que la capacidad de venta de la yerba mate “Ñande Ka’a Teeté” es de 500 a 600 kilos por mes y que actualmente el desafío ante el modelo de producción es alcanzar al menos 1000 o 1500 kilos mensuales.

 

Texto /DV

ARTICULOS SIMILARES

NO HAY COMENTARIOS AUN

Deja un comentario