Inicio Derecho a la comunicación Organizarse es un derecho

Organizarse es un derecho

Pronunciamiento de la Iniciativa por la Democratización de la Información DEMOINFO- Paraguay junto con la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas CONAMURI sobre los despidos de trabajadores de prensa, el amedretamientoy persecusión  a las radios comunitarias que ponen en peligro la democratización de las voces y la libertad de prensa y expresión.

A continuación el texto completo de dicho pronunciamiento

 

Sobre derechos de trabajadores y trabajadoras de la comunicación

Hace tiempo venimos advirtiendo desde Demoinfo/Conamuri la gravedad de la concentración de medios de comunicación, el 90 %, específicamente, hoy repartido en cuatro grandes grupos —Vierci, Zuccolillo, Cartes, González—. Esta realidad opaca la democratización de las voces y la libertad de prensa y de expresión.

La persecución por organizarse es una constante, el derecho a la sindicalización se castiga con despidos y constituye otra forma de amedrentar y obstruir la obtención de beneficios laborales.

Al ensañamiento sistemático del Estado contra radios comunitarias en el sentido no solo económico, sino también agotador por lo excesivamente burocrático y criminalizador, donde las amenazas de clausura o la represión contra sus locutores son el cotidiano, ahora se agrava la situación al interior de los grandes medios masivos.

Desde hace semanas, trabajadores y trabajadoras de prensa del Diario Última Hora vienen manifestándose contra la persecución de la patronal por ejercer su derecho a sindicalizarse para reclamar derechos y exigir el cumplimiento de otros beneficios aún pendientes.

A su vez, los últimos despidos en Unicanal se dan en un contexto de organización gremial de periodistas, a menos de una semana de la elección de la nueva Secretaría General del Sindicato de Periodistas de Paraguay (SPP), precedida hoy por Noelia Díaz, quien ejerce su profesión en dicho medio y que se constituye sin duda alguna en una persecución. Los tres despidos en un solo día y las amenazas de continuar con otros más son una forma de lesionar la comunicación como un derecho humano fundamental, al entenderla como mercancía y como herramienta que sirve para comunicar desde y sobre los intereses de esta empresa dedicada a la comunicación.

Nos solidarizamos con las trabajadoras y trabajadores de Unicanal, Carmen Ruíz, Héctor Rodríguez y Alberto Núñez, quienes hoy se encuentran sin trabajo por aspirar la construcción de una base sindical en su medio laboral para custodiar derechos conquistados y velar por el cumplimiento de otros. Creemos que la única forma de resistir los embates autoritarios que permean todos los espacios de la sociedad solo será posible si nos organizamos ante las mafias que pretenden acallar nuestros reclamos.

Llamamos a todas las organizaciones a solidarizarse con trabajadoras y trabajadores de Última Hora y de Unicanal y todo medio de prensa que se encuentre constreñido en su derecho a defender la libertad de prensa y el derecho a organizarse.

¡Basta de censura, basta de dictadura!

NO HAY COMENTARIOS AUN

Deja un comentario