Inicio Etiquetas Articulos etiquetados con "Ñamoseke Monsanto"

Ñamoseke Monsanto

El proyecto de ley de etiquetado de transgénicos cuenta con dos dictámenes favorables en el Senado. Las comisiones de Derechos Humanos y Salud Pública aprobaron la iniciativa.

(BASE IS) El proyecto de ley que propone que la industria alimenticia en Paraguay declare en las etiquetas de sus productos la presencia de ingredientes transgénicos, viene avanzando en el Senado.

La iniciativa fue presentada en diciembre de 2015 por la plataforma Ñamoséke Monsanto y fue girada a las comisiones de 1-Legislación, 2-Economía y cooperativismo, 3-Industria y comercio, 4-Energía , ambiente y desarrollo sustentable, 5-Derechos Humanos y 6-Salud Pública.
Estas dos últimas comisiones le dieron su aprobación en los meses de junio y octubre respectivamente.

El proyecto de ley se llama “Que establece normas de etiquetado de productos destinados al consumo humano, que sean, contengan o deriven de organismos genéticamente modificados y garantiza el derecho a la información del consumidor”.

En su artículo 2 expresa que “La presente ley establece la obligatoriedad del etiquetado de los productos destinados al consumo humano que contengan o sean producidos a partir de organismos genéticamente modificados y/o transgénicos”.

Y en su artículo 6, que “Todo producto tanto envasado como vendido a granel o in natura, que tenga las características indicadas en el artículo quinto, deberá tener una etiqueta en el embalaje o rótulo en el recipiente, según el caso, que consigne en forma perfectamente visible, legible y accesible, “transgénico” y el símbolo “T” dentro de un rombo con fondo amarillo”.

En su artículo 9 prohíbe que alimentos que contengan o sean transgénicos integren la merienda escolar.
De promulgarse la ley, Paraguay será el quinto país en la región con la misma legislación, detrás de de Brasil(2003), Ecuador(2008), Uruguay (en Montevideo desde 2015) y Bolivia (2016).

Además de estos países de Latinoamérica, se acaba de promulgar una ley similar en Estados Unidos y ya rigen otras en la Unión Europea, Rusia, China, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Noruega, Suiza y Arabia Saudita.

Asunción, 26 de agosto de 2016 (BASE IS) El pasado 10 de agosto se realizó el seminario “Tenemos derecho a saber qué comemos”, donde se debatió sobre la propuesta de ley que busca obligar a la industria alimenticia a declarar en la etiqueta de sus productos la presencia de transgénicos. Gustavo Setrini, doctor en Economía Política y docente e investigador sobre sistemas económicos y alimentarios, fue uno de los expositores. En su exposición hizo un breve recorrido histórico de la adopción de los transgénicos y sus condiciones económicas de producción en el mundo, para desembocar en la potencialidad y limitaciones del etiquetado de alimentos transgénicos.

Para el investigador el etiquetado de transgénicos debe ser solo el punto de partida para exigir políticas públicas que protejan los derechos de las personas. Y aseguró que en Paraguay las alternativas vendrán a partir de una alianza entre consumidores urbanos y productores campesinos.

“Enfrentar estos problemas requiere de políticas que apoyen el desarrollo sustentable, la protección ambiental, y la alimentación sana como derecho humano, no como opción de compra”, dice en su escrito de exposición.

“La importancia del consumo para la salud humana y ambiental hace que los consumidores tengan una perspectiva y un papel fundamental para la construcción de un sistema alimenticio sustentable. Para lograr esto, las demandas de los consumidores deben ir más allá del etiquetado. Y estas demandas deben articularse no solo al mercado por medio del consumo, sino hacia el sistema político. Las preocupaciones y la energía de los consumidores tienen que ser canalizadas hacia demandas para nuevas políticas agrícolas, comerciales, y ambientales”

“En países como Paraguay, grupos organizados de campesinos abogan por un sistema de producción alternativo y por una distinta relación con el medio ambiente. Con el apoyo y la comprensión de consumidores organizados, esta propuesta se puede convertir en fundamento de una dieta sana”.

“Esta tarea es urgente en Paraguay, donde la economía rural y la dieta, experimentan cambios radicales, pero la posibilidad de alternativas existe aún”.

El proyecto de ley de etiquetado de transgénicos es una propuesta del colectivo Ñamoseke Monsanto.

 

Asunción, 28 de julio de 2016 (BASE IS) En diciembre de 2015 la plataforma Ñamoseke Monsanto presentó al Senado paraguayo el proyecto de ley que obliga a la industria alimenticia a especificar en las etiquetas de sus alimentos si contienen ingredientes transgénicos o derivados.

En la región de promulgarse la ley, Paraguay , seguirá el camino de Brasil(2003), Ecuador(2008),Uruguay(en Montevideo desde 2015) y Bolivia(2016).

Además de estos países de Latinoamérica, se acaba de promulgar una ley similar en Estados Unidos y ya rigen otras en la Unión Europea, Rusia, China, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Noruega, Suiza y Arabia Saudita.

La mayoría de estas legislaciones se basan en el derecho a la información de los consumidores, el derecho a la alimentación adecuada y el principio precautorio del derecho a la salud de las personas, en un mundo donde existen investigaciones que señalan a los cultivos transgénicos como generadores de varias afecciones en la salud.

En Paraguay el proyecto presentado se llama “Que establece normas de etiquetado de productos destinados al consumo humano, que sean, contengan o deriven de organismos genéticamente modificados y garantiza el derecho a la información del consumidor”.

Actualmente reposa en seis comisiones asesoras del Senado: Industria y Comercio, Economía, Energía y Recursos Naturales, Salud Pública, Derechos Humanos y la comisión de Legislación.

“La presente ley establece la obligatoriedad del etiquetado de los productos destinados al consumo humano que contengan o sean producidos a partir de organismos genéticamente modificados y/o transgénicos”, expone el artículo 2 de la propuesta.

La manera de hacerlo será consignando en las etiquetas la palabra “transgénico” bien legible y acompañada por una logotipo de un triángulo con fondo amarillo y que tenga adentro la letra “T” mayúscula, similar a la práctica en Brasil.

En su artículo 9 el proyecto de ley establece que “queda prohibido el uso de productos genéticamente modificados o transgénicos destinados al consumo humano en la merienda escolar”.

Establece que serán el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición(INAN), el Ministerio de Salud(MSPyBS) y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) las autoridades de aplicación de la norma, en caso de promulgarse.

Como parte del debate ciudadano en torno al proyecto de ley, el próximo 10 de agosto la plataforma Ñamoseke Monsanto y el Frente Parlamentario contra el Hambre realizarán un seminario internacional, de 8 a 13 horas, en la sala Bicameral del Congreso Nacional de Paraguay.

Foto: https://media.mercola.com/ImageServer/Public/2015/May/ahorra-realidad-etiquetado-transgenicos2-fb.jpg

unnamedAsunción, 11 de marzo (BASE IS) Sus esfuerzos se dividirán en formación de activistas y protagonismo en actividades públicas nacionales e internacionales, explicó su referente Inés Franceschelli.

Actualmente organizan las estrategias de incidencia para lograr que la Cámara de Senadores de Paraguay estudie este año la propuesta de ley “Que establece normas de etiquetado de productos destinados al consumo humano, que sean, contengan o deriven de organismos genéticamente modificados y garantiza el derecho a la información del consumidor”.

Este proyecto lo presentó la articulación ciudadana el 9 de diciembre último y fue enviada a seis comisiones asesoras: Industria y Comercio, Economía, Energía y Recursos Naturales, Salud Pública, Derechos Humanos y la comisión de Legislación.

Las jornadas de formación y capacitación de grupos activistas en torno al conocimiento, la información y conceptos sobre la realidad agro-alimentaria es otra de las apuestas de Ñamoseke Monsanto (Saquemos a Monsanto) actualmente.

En estos momentos se está adhiriendo a una campaña mundial “Tribunal contra Monsanto en la Haya”, que desemboca en un gran evento en octubre, en la ciudad holandesa, donde notables de todo el mundo evaluarán el actuar de la corporación estadounidense.

También en octubre la plataforma participará del Congreso de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social(ALAMES),a realizarse este año en Paraguay.
En la agenda 2016 está la intención de apoyar los esfuerzos de distintas iniciativas por hacer visible los problemas del modelo agroalimentario, entre los que figuran varias acciones.

La más cercanas son la “Jornada de Protesta Nacional” de este 16 y 17 de marzo, donde destaca la marcha anual de la Federación Nacional Campesina (FNC).
Para mayo se prevé la tercera edición de la feria de semillas “Heñoi Jey Paraguay”(Germina de nuevo Paraguay), donde campesinos e indígenas de Paraguay expondrán e intercambiarán sus semillas nativas y criollas, como también el seminario “Alimento sano, pueblo soberano”, a realizarse ambas actividades en el centro de Asunción.

“Vamos a estar en estos lugares con el objetivo de difundir la gravedad de la pérdida de soberanía genética y alimentaria del país. Como también los caminos alternativos para revertir esta situación”, explicó Franceschelli.

MÁS INFORMACIONES: 595- 981 530 444

unnamed(1)(BASE IS). El 9 de diciembre se entregó al Senado la propuesta de la articulación ciudadana Ñamoseke Monsanto(Saquemos a Monsanto), que busca que se respete el derecho a la información del consumidor y consumidora de Paraguay.

El proyecto se llama “Que establece normas de etiquetado de productos destinados al consumo humano, que sean, contengan o deriven de organismos genéticamente modificados y garantiza el derecho a la información del consumidor”.

El proceso partió de una campaña pública a partir de mayo de este año, y que combinó la recolección de unas 3.500 firmas de apoyo y acciones frente a mercados, supermercados, escuelas, colegios, plazas y otros espacios.

“La presente ley establece la obligatoriedad del etiquetado de los productos destinados al consumo humano que contengan o sean producidos a partir de organismos genéticamente modificados y/o transgénicos”, expone el artículo 2 de la propuesta.

La propuesta será orientada por la Comisión de Derechos Humanos del Senado para proponer su estudio plenario a vueltas del receso parlamentario, a partir del mes de marzo próximo.

De promulgarse como ley, obligará a las industrias alimenticias a adaptar sus etiquetas, de tal modo a especificar los alimentos que tienen como ingredientes cultivos transgénicos.

Uno de los artículos centrales del proyecto de ley es su artículo 9, donde establece que “queda prohibido el uso de productos genéticamente modificados o transgénicos destinados al consumo humano en la merienda escolar”, en relación a la alimentación que el propio Estado entrega en las escuelas nacionales.

Tanto el Ministerio de Industria y Comercio(MIC) como el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición(INAN) serán las autoridades de aplicación, que no solo se deberán encargar de controlar el cumplimiento del etiquetado y sus alimentos contenidos, sino además deberán encabezar campañas de educación en la población.

Durante el evento de presentación al Senado, en la sala Bicameral del Congreso Nacional, la analista Silvia González expuso que actualmente el etiquetado de transgénicos es obligatorio en Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlandia, Italia, Letonia, Luxemburgo Países Bajos, Reino Unido, Portugal, República Checa, Birmania, Rumania y Suecia, además de China, Rusia, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Suiza, Noruega, Arabia Saudí, Brasil, Bolivia, Uruguay y Ecuador
Alrededor de 150 personas asistieron a la audiencia pública, en su mayoría productores y productoras campesinas, activistas de los derechos a la alimentación y la ecología, profesionales médicos, nutricionistas y referentes de instituciones de la sociedad civil.

De parte del Estado paraguayo, estuvieron presentes referentes del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN), Defensoría del Pueblo, Secretaría del Ambiente (SEAM), Ministerio de Salud y los senadores nacionales Hugo Richer, Pedro Santacruz y Esperanza Martínez.

Las y los referentes campesinos presentes denunciaron que es el mismo modelo transgénico el que también fumiga permanentemente las comunidades rurales.

Por eso, aseguraron que con este proyecto de ley lo que se enfrenta es sólo un aspecto de una problemática mayor, pero que es útil para generar sensibilización en la sociedad paraguaya.

unnamedLa articulación Ñamoseke Monsanto(Saquemos a Monsannto) de Paraguay estará juntando firmas hoy martes 13 de octubre en el evento “Mongaru, sabores del campo a tu mesa”. En el evento Mongarú juntarán firmas para apoyar una ley de etiquetado de alimentos transgénicos

Las mismas servirán de apoyo a la presentación en el Parlamento paraguayo de una ley de etiquetado de alimentos transgénicos.

Con la ley se busca en el país que los alimentos empaquetados estén obligados a especificar si utilizan entre sus ingredientes algún derivado de cultivos genéticamente modificados.

La plataforma Ñamoseke Monsanto difunde y colecta firmas de apoyo a la ley de etiquetado desde abril y pretende cerrar para noviembre la campaña “Queremos saber qué comemos”, para presentar la propuesta legislativa en diciembre de 2015.

En el evento Mongarú chefs de Paraguay cocinarán distintos alimentos tradicionales utilizando solamente ingredientes agroecológicos y orgánicos, libres de transgénicos, especialmente producidos por familia campesinas.

Participará de la iniciativa el chef colombiano Eduardo Martínez, líder de varios emprendimientos gastronómicos de su país que solo utilizan ingredientes orgánicos producidos por familias campesinas e indígenas.

La feria gastronómica está organizada por las instituciones Decidamos, Alter Vida, Oxfam en Paraguay, Paraguay Orgánico, Slow Food – Karu Mbegue y la Escuela Gastronómica O’Hara y combinará exposiciones de alimentos y conversatorios sobre el tema.

Habrá alimentos para el desayuno y la media mañana, como empanadas de mandioca, tortilla, chipa, mbejú; para el almuerzo un karu guasu(comilona) con jopara y sopa paraguaya.

La entrada es gratuita y se realizará en el salón Arroyo del complejo Textilia de Asunción (Gral. Santos 1030 c/ Defensa Nacional).

Fuente: BASE IS